Comentarios Recientes

0

Jóvenes.


  • Mons. Ramón Benito De la Rosa Carpio | 30-01-2020

Somos un pueblo con una mayoría de jóvenes. Somos, por lo tanto, un pueblo con esperanzas y con futuro, pero con muchas necesidades presentes para preparar y responder a ese futuro.

Es indiscutible que todo aquel que aporta a la juventud, en cualquier aspecto de la dinámica de un joven, aporta a la familia y al país. Pero, en estos momentos, tenemos muchos tipos de jóvenes con necesidades diferentes, pero con aspiraciones comunes.

Clasifiquemos un poco: jóvenes que viven en el campo; jóvenes del campo, mudados a la ciudad; jóvenes obreros; jóvenes empresarios; jóvenes que viven pobremente; de clase media o de clase alta; jóvenes que no estudian y jóvenes que estudian; pero todos tienen hoy la aspiración común de mejorar o crecer en su situación económica y social. Y hacia allá tienden con todas sus energías.

Hay jóvenes drogadictos y jóvenes que no lo son, jóvenes delincuentes y jóvenes comprometidos en un servicio social, jóvenes en la Iglesia y fuera de ella, jóvenes en grupos organizados y jóvenes sin orientación… hoy no se puede meter a todos los jóvenes en mismo saco: ni se puede decir superficialmente que toda la juventud dominicana está perdida como tampoco creer que por el hecho de ser joven se tienen todas las perfecciones de la vida. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba