Comentarios Recientes

0
Ignacio Guerrero

Política y Sociedad

Ignacio Guerrero | iguerrero@lainformacion.com.do

Gloria eterna, don Príamo


  • Ignacio Guerrero | 10-08-2020

“La muerte no nos roba los seres amados. Al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. La vida sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.” (François Mauriac)

Se ha marchado a la morada del Señor un ser humano y un profesional noble, solidario y forjador de espacios con dignidad: don Príamo Rodríguez Castillo.

Rodríguez Castillo, fundador de la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA), presidente de la Nueva Editora La información, pionero del emprendedurismo en el país, humanista, académico e intelectual, nos dejado físicamente, pero sus obras permanecerán como un legado que guiará nuestros pasos por los senderos correctos y al servicio de la Patria.

Esposo, padre ejemplar y humanista, fue un gran promotor del desarrollo de Santiago, realizando aportes a la educación superior, la economía, la comunicación social, medio ambiente, la cultura, el turismo, los deportes y la industria, lo que permanecerá en el seno de la sociedad.

Consagró su vida a la educación, a servirle a la sociedad y al emprendimiento de proyectos en busca del crecimiento sustentable de República Dominicana y al desarrollo humano.

Rodríguez Castillo es autor de varias obras académicas, las cuales se utilizan como texto y referencia en diferentes carreras universitarias, debido a su contenido formativo y educativo.

Fundador y mentor de UTESA, hoy transformada en Sistema Corporativo y con recintos en Santiago, Santo Domingo, Mao, Moca, Puerto Plata, Dajabón y Gaspar Hernández, la universidad cuenta con una matrícula de decenas de miles de estudiantes  y más de 118 mil egresados.

Rodríguez Castillo, fue un profesional visionario en el área empresarial, que incursionó en la comunicación social con la adquisición del diario La Información, y la instalación de  la planta Radio Visión Educativa (RVE).

La muerte del Gran Canciller de UTESA entristece a los diferentes sectores de la sociedad, lo que se refleja en expresiones de pésame y solidaridad con la familia Rodríguez González.

Su deceso nos destroza, porque perdemos al profesional, consejero y al hombre que predicó y practicó  el bien y la solidaridad, siempre privilegió la fortaleza espiritual y sustentó su accionar en la sentencia de Terencio que reza: “Soy hombre, y por lo tanto, nada que sea humano me resulta extraño o ajeno”. 

Nuestra solidaridad con  su esposa, Ingrid González de Rodríguez, sus hijos: Lily y José; Frank y Mariel;  María Jesús y José Raúl; y Melany; nietos, hermanos y demás familiares.

Que su alma descanse en paz y gloria eterna en la casa del Santo Padre, don Príamo Rodríguez Castillo.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba