Comentarios Recientes

0

Familia utesiana y valverdenses lloran partida directora CEDESE

Dolor, tristeza y lágrimas caracterizaron la triste despedida de la  maestra Angelita Montesino, quien era directora de CEDESE en Mao, Valverde.

Ver galería

2 imágenes

El rector de UTESA-Mao Cándido Almánzar, familiares y amigos trasladan a la tumba el ataud con los restos de la fallecida maestra Angelita Montesino.


  • Rafael Pujols | 01-04-2019

MA0, VALVERDE.-En medio del dolor y la tristeza que queda tras la muerte de un ser querido, fueron sepultados los restos mortales de una educadora a carta cabal, entregada y sobre todo un excelente ser humano, la maestra Angelita Montesino de Almánzar.
   
Durante los servicios funerarios el pasado viernes 29 y sábado 30 de marzo del 2019, delante de su féretro donde reposaba su cuerpo inerte, pasaron muchas personalidades, autoridades, líderes comunitarios, así como estudiantes, tanto de media como universitarios.
   
La presencia de tantas personas, fue como una forma de decirles a sus familiares que en vida, Angelita Montesino de Almánzar, dejó un legado, tanto en los ámbitos educativos secundarios como universitarios, pero sobre todo, que fue una pregonera del amor al prójimo, de los valores sociales y familiares.
   
!No sé cómo es que me sale!, como diría mi amigo Wilfredo Reyes, “la musa”, porque no es fácil describir tantas cosas buenas que esa gran mujer maeña poseía y que quizás muchos no supimos ver ni valorizar y aprender de ella cuando hubo tiempo, aun mantengo en mi memoria su pasividad para transmitir a través de las palabras que las cosas buenas se logran siendo insistente y perseverante.
   
“Pero, más aun recuerdo, sus sonrisas angelicales que aunque uno no estuviera conteste con ella en algún tema planteado, mirando de frente sin rehuir la mirada, transmitía una aureola de paz y convencimiento. ¡Perdón si alguna vez le ofendí o dije algo que le molestara!, quizás debí hacerlo cuando estabas viva, pero sepa que donde quieras que estés, sus buenas obras estarán presentes en cada maeño, cada valverdenses, noroestanos, en fin en cada Dominicano que tuvo la oportunidad de recibir sus consejos en las aulas.  
    
¡Perdón amigos lectores por las faltas cometidas al describir a esta gran mujer, lo que sí sé es, que fue una excelente esposa, madre abnegada, pero sobre todo, un magnifico ser humano.
   
¡Si!, perdón! es que sólo hago una descripción de lo que sólo yo pude percibir en los años que trabaje junto a ella como Directora del Colegio Utesiano de Estudios Integrados (CUEI), en la Universidad Tecnológica de Santiago (UTESA) Recinto Mao y últimamente como Directora del Centro de Servicios Especializados (CEDESE)”.

VELATORIO Y FUNERAL

Durante dos días el cuerpo mortal de doña Angelita Montesino de Almánzar, fue expuesto al público en una de las salas de la Funeraria San Judas de la ciudad de Mao, por donde cientos de amigos, estudiantes, funcionarios gubernamentales y privados, pasaron, entre los que se destacaron, el creador de UTESA, el Canciller Doctor Príamo Rodríguez Castillo, con quien compartió una gran amistad.
   
Los alcaldes de los municipios de Mao, Esperanza y Laguna Salada, Odalis Rodríguez, Ana Jaquelín Peña y Alberto Polanco, respectivamente, el Gobernador Provincial, José Valdez; el Director Regional Noroeste de la Policía Nacional, Boris Goico Campana; los Diputados por Valverde, Johanny Guzmán, Andrés Bernard (Templars) y Ángela Pozo, así como el  Procurador Fiscal Titular Valverde, Nelson Rodríguez, entre otros.
Además, representantes de casi todos los Recintos de UTESA diseminados por todo el país, personalidades educativas locales, provinciales y regionales a dar el pésame a sus familias quienes asumieron el dote de guardianes ante el féretro donde yacía inerte el cuerpo de la que fuera una Catedrática Universitaria a carta cabal.
   
Ya el sábado 30 de Marzo, una fecha memorable para los dominicanos (La Batalla del 30 de Marzo), saliendo de la Funeraria, el cortejo fúnebre partió hacia la Catedral Santa Cruz de Mao, en donde Monseñor Sinencio Peralta Checo, presidió una misa de cuerpo presente.
   
Al término de la dicha eucaristía, su esposo, Maestro Cándido Almánzar, sus hijos,  Yelitza, Jimmy, Candy y Ángel, así como sus nietos, hermanos y demás familiares, además de amigos y relacionados, salieron hacia el Cementerio Municipal Nuevo bajando por la Av. Monseñor Tomás Abreu, en donde ya en el campo Santo su cuerpo inerte dentro del féretro fue sepultado entre lágrimas y llantos.
   
No puedo describir con certeza, la realidad que allí se vivió cuando el féretro fue introducido al panteón, lloros frenéticos, lagrimas en todos los rostros de las personas presentes en el funeral de quien en vida conociéramos como Angelita Montesino de Almánzar.
   
Al escuchar el sonido de la plana cuando el sepulturero procedió a colocar el cemento y los blocks que dejarían sellada la entrada del panteón, como forma de evitar que alguien pudiera mancillar la memoria de esa gran dama, cuyo cuerpo descansaría allí para siempre, salí apresurado del campo Santo y montado en mi vehículo me traslade hasta la parte frontal de UTESA Mao, en donde compartí junto a ella tantos eventos educativos que ahora es que me doy cuenta, me dejaron marcado para siempre.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba