Comentarios Recientes

0
Ignacio Guerrero

El Ascensor

Ignacio Guerrero | iguerrero@lainformacion.com.do

El Ascensor edición 9 de junio 2020


  • Ignacio Guerrero | 09-06-2020

“La relación espiritual es mucho más preciada que la física. La relación física sin la espiritual es como el cuerpo sin alma).  (Mahatma Gandhi)

SUBE:

Respiro espiritual

La reapertura de las iglesias representa un respiro espiritual y una fuente para aliviar el sufrimiento que provoca la pandemia COVID-19; gracias  a Dios que  se  puede orar en los templos.

De inmediato, como se esperaba, miles de feligreses asistieron el domingo a las diferentes  iglesias católicas y de otras congregaciones religiosas de Santiago, pero manteniendo el protocolo sanitario establecido por las autoridades.

El santuario Nuestra Señora de la Altagracia de Santiago, considerado la principal parroquia de la Arquidiócesis de Santiago, después de la catedral Santiago Apóstol, celebró tres misas, una a las 7:00 de la mañana, a las 11:00 y la última a las 3:00 de la tarde.

Raimundo Gómez, encargado de guía y orden del santuario la Altagracia, explicó que a la primera misa dominical asistieron 85 feligreses, en la segunda 65, pero que en la tercera, la de tarde, asistieron menos persona por el calor, aunque la asistencia fue alta. Subrayó que a los feligreses en las puertas de entradas se les facilita un ticket numerado, lo que permite determinar la cantidad que deben recibir, ajustándose al 30 por ciento.

Mientras que el sábado los templos adventistas reabrieron y se pudo observar una aceptable presencia de feligreses.

“No hay más hermanos porque no podemos llenar la iglesia, hay que mantener el distanciamiento físico de las personas”, declaró el pastor adventista Jorge García.

Que la palabra de Dios fortalezca los espíritus en valores y prepare a las personas para vencer las adversidades y salir adelante; esa es la esperanza, por consiguiente, hay que ampararse en la fe.

BAJA:

Feminicidio en cuarentena

La violencia intrafamiliar  no se detiene,  pese a la crisis provocada por la pandemia COVID-19; la actitud agresiva de muchos hombres es incontrolable.

El pasado fin de semana, en  la zona de Puerto Plata, una maestra de 48  años de edad,  fue ultimada a tiros por su expareja, de  62 años de edad, en el proyecto habitacional Montemar, de San Felipe de Puerto Plata y según las informaciones , la pareja tenía 10 años que se había separado.

Francia Reyes (Blanca) murió  tras recibir varios disparos a manos del  marino mercante Isidro Rafael La Luz Santana (Chilo), quien fue apresado por la Policía Nacional.

La víctima laboraba como maestra desde hace varias décadas en el centro educativo Juana Caraballo del populoso sector Los Domínguez y era asediada de forma frecuente por su exmarido, quien le pedía que se reconciliaran, pero ella rehusaba lo cual hizo que le quitara la vida.

A la escena del crimen se presentó el Procurador Fiscal Titular de Puerto Plata, Osvaldo Bonilla Hiraldo, acompañado de oficiales policiales adscritos a la Dirección Central de Investigaciones Criminales (DICRIM) y de un médico legista, quienes ordenaron el  levantamiento del cadáver.

Nos apena que una  mujer y una profesional dedicada a formar  talentos humanos tuviera un final trágico, porque se pierde una vida útil, como consecuencia de la irracionalidad de un la malvado.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba