Comentarios Recientes

0
Ignacio Guerrero

El Ascensor

Ignacio Guerrero | iguerrero@lainformacion.com.do

El Ascensor edición 31 de diciembre 2020


  • Ignacio Guerrero | 31-12-2020

“La competencia, impulsa la innovación”. (Anónimo)

SUBE: 

Hijo bueno, a su casa regresa

Ramón Emilio, experimentado locutor de Dajabón y que se radicó por décadas en la capital dominicana, ha regresado a su pueblo natal a producir un espacio para la radio y la televisión, el cual le ha permitido reencontrarse con sus raíces.

“Navidad con Ramón Emilio”, producción sustentada en las tradiciones, costumbres, música de la época, concursos, valores cristianos  e innovación, se convirtió en el escenario para que el profesional se reconectara con sus orígenes.

Ha logrado una recepción masiva, debido a que asume una comunicación social cualificada, a través de la cual promueve arte, cultura a identidad de todos los sectores que conforman la sociedad.

Ponderamos el ejercicio profesional de Ramón Emilio, puesto que se nutre en talento, vocación y las competencias que  exigen estos tiempos y el público que sigue la radio y la televisión.

Expresamos respeto y admiración por quienes demuestran capacidad, consagración, abnegación e integridad para impulsar el crecimiento de las comunidades distantes de las grandes urbes; en esa dimensión se inscribe Ramón Emilio.

BAJA:

Comportamiento autoritario

 Desde la época de la dictadura trujillista, quienes han tenido poder, han practicado el autoritarismo y con arrogancia humillan a ciudadanos que los consideran inferiores y por eso proceden a humillar a seres humanos sanos.

El general José Manuel Frías es de esa figura que se autoconsideran por encima del bien y del mal, por tal razón, asumen un comportamiento intolerante e irrespetuoso contra sus semejantes.

Ahí está la explicación de la agresión verbal perpetrada por el oficial contra dos agentes de la Dirección General de Tránsito y Transporte Terrestre (Digesett), quienes cumplían con su deber al sancionar a Frías, porque violó la ley.

Maltratar a dos miembros de una institución porque no le rindieron los honores como alto oficial es un abuso de poder, debido a que él estaba vestido de civil y no estaba en servicio.

¿Qué calidad tiene ese general para reclamar disciplina? No tiene ninguna razón, porque se comportó como un “salvaje” y solo enarboló su “ego”. Es tiempo de erradicar la cultura autoritaria y establecer un sistema civilizado basado en el respeto a la dignidad de los ciudadanos.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba