Comentarios Recientes

0

De Santiago a Madrid y la COVID-19


  • Francisco Angeles | 27-10-2020

“Lo más preciado después de la vida es la salud; hay quienes prefieren la muerte a perder la misma” (F.A.30-9-2020)

La Rep. Dom. con su principal ciudad de la región norte Santiago de los Caballeros llamada popularmente ciudad corazón  por su forma peculiar de ser; España con su capital emblemática Madrid unida por el atlántico y sobre todo por el carácter de amistad y amor a pesar de los pesares y lo digo como dominicano y español por ser nacionalizado como cientos de miles de seres humanos que tienen igual condición de quien suscribe.

En la décadas que tengo unido a España desde que gané una beca por concurso de oposición para todo el caribe del Ministerio Exteriores de España quedé unido a esa extraordinaria ciudad que me acogió como profesional y luego a través de los padres que encontré allí a través de los Boy Scouts Carmen y Juan Mateo quienes siempre vivirán…igual que la España que siempre es solidaria, en mi época de médico en formación que apoyaba a los estudiantes que viajamos a formarnos.

Después de la época de los años 90 se abre la puerta a los que van a brindar servicios domésticos, construcción y en el campo agrícola y otras áreas…la mayoría de ella realizadas con dignidad.

En este mes de octubre realicé un viaje en tiempo de COVID-19 a Madrid una de las ciudades de mayor recuerdo a si como La Vega donde nací en el barrio x, donde estudié la carrera en la UASD, Santo Domingo y Santiago la ciudad de mis hijos Natalia, Francisco y Gabriela, parte de mi razón de vida después de Jesucristo cuan diferente fue este viaje en tiempo de pandemia por un virus de los coronavirus que se conocen desde hace varias décadas en animales salvajes, pero que hace unos años que producto del ataque a la naturaleza este parece estar buscando nuevo habitad y lo está haciendo en los seres humanos, el virus es el COVID-19 de una combinación de otros virus de la unión de dos tipos de coronavirus que afectaron al mundo en la década pasada.

Para finales de los años 80 me tocó en Madrid trabajar en investigación por una beca buscando niveles plasmáticos de neurolépticos proyecto dirigido por el prof. José Antonio Cabranes jefe clínico y profesor de investigación en psiquiatría, además de medicina nuclear y quien vino junto a su esposa Ana Barrabas y el profesor Ayuso Gutiérrez uno de los pilares de la psiquiatría junto a Francisco Alonso Fernández quien también traje al país.

En esos años trabajé en los estudios de campo de Madrid sobre el uso y abuso de drogas en dicha comunidad, publicando el libro “Drogas y Sida” con varios colaboradores médicos dominicanos que estaban en Madrid y Barcelona, entre ellos Ramón Ravelo, Plinio Maceo, Marta Soto, entre otros.

En los años de los 90 del siglo pasado continúo mi trabajo de investigación en el Hospital Universitario José María Cabral y Báez el centro de salud pública más grande del país con casi 600 camas y más de 40 servicios especializado en el cual organicé y dirigí varios simposios y congresos de Psicología, Psiquiatría y Geriatría donde además de los científicos y profesores antes citados vino el prof. José Manuel Ribera Casado creador de la Cátedra de Geriatría de la Complutense y académico de la Real Academia de Madrid.

Para esa misma época seguía viajando con frecuencia a Madrid, lo cual se incrementó para poder  conseguir que el Dr. Peña Gómez le otorgaran el título “Honor y Causa” lo cual conseguí con la ayuda del decano de medicina el prof. Moya y el vicerrector de entonces Deandrio y otros miembros del Consejo Universitario de la Complutense entre los años 1992 y 1993.

Tuve que realizar en un año ocho viajes cotizado por mi recurso de la consulta; sin nunca tener tanta dificultades de movimiento como esta época del COVID-19 y no olvido los trabajos en la época del VIH que producía el SIDA, en aquel entonces los muertos por el virus morían física y moralmente por una enfermedad que se transmitía por drogadictos a través de la sangre, por  el uso de agujas contaminadas y relaciones sexuales…

En este último viaje no he podido disfrutar el agua de Madrid ni de mis amigos y profesores pues España está confinada con el ingrediente del frío que se ha adelantado con la falta de ventilación y poco sol incrementarán los revotes en la ciudad aun pude comprobar que la vuelta de los niños a las clases presenciales sobre todo de 5 a 10 años ha llevado salud física y mental a los niños españoles y en especial los madrileños, quienes han conseguido su estado natural la  libertad que nos da el Señor a todo ser nacido. A la vuelta a Santiago me encuentro con la misma situación y sobre todo con una salud pública que no luce recuperarse debido a la situación que estoy viendo, ojalá que las autoridades tomen en cuenta a cada médico de cada hospital, sobre todo a los de mayor edad a los cuales quieren obligar a pensionas a la carrera antes de aplicarle el aumento que ya se han ganado por los años de servicios prestados.

Aprovecho para hacerles un llamado a las autoridades de salud y al Colegio Médico para que nos dejemos de populismo y aterricemos sobre la realidad pues  la experiencia no se improvisa y la salud no puede seguir como con el PLD que era dirigida por otro gabinete en especial el económico ¡cuìdado con ello!.

El autor es especialista en Psicología, Psiquiatría y Geriatría y Hospital Cabral y Báez de Santiago.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN SANTIAGO DE LOS CABALLEROS

Ir arriba