Comentarios Recientes

0
Josué Martínez

El Enfoque

Josué Martínez | jmartinez@lainformacion.com.do

Cuidar las voces disidentes


  • Josué Martínez | 28-01-2020

¿Cómo sorprendernos, entonces, de que los jóvenes revolucionarios terminen siendo viejos conservadores? ¿Y qué de extraño en la conversión religiosa de los ateos llegados a la vejez? José Ingenieros 

Constituye un bien para la democracia el que haya voces disidentes. Un país donde no existan voces o plumas que vayan contra corriente, sin lugar a dudas es una nación mediocre o inferior. 

La preocupación surge por la tendencia actual en la República Dominicana, donde en su gran mayoría, los periodistas están siendo beneficiados con sueldos y botellas por parte del Gobierno para callar cualquier tipo de críticas o denuncias. 

Aquellos periodistas y comunicadores que no son beneficiados económicamente por el actual gobierno del PLD, es porque son contrarios públicamente a este partido, o porque simplemente quieren mantenerse al margen de dádivas que provengan de los recursos del Estado. 

Hay numerosos listados de periodistas y comunicadores que se benefician directamente de algún partido político o del gobierno de turno; también los hay que no. Están esos periodistas que se preocupan por hacer un periodismo íntegro y ecuánime, limpio, transparente, cuyo único propósito es beneficiar a la colectividad.  

Otros, sólo se empeñan en abultar sus bolsillos a cambio de tergiversar la información; de ocultar la verdad con reticencia y en repetir lo que ya se ha dicho a través de espacios pagados en la prensa.  

Independientemente de las simpatías políticas, un periodista, que no es lo mismo que un comunicador, debe informar, escribir o hablar con la verdad. Y al ritmo que vamos esta hermosa profesión va a desaparecer absorbida por el marketing.

Cada vez más, los periodistas con un criterio propio son aislados, desterrados y condenados a vagar por las redes sociales, que últimamente se han convertido en las únicas vías donde hay libertad de expresión. Si no es verdad, pregúntenle a Marino Zapete y a Altagracia Salazar, por poner algunos ejemplos.

Nuestra sociedad debe reaccionar a tiempo antes de que sea muy tarde, porque a pesar de estar más comunicados no estamos siendo informados con veracidad. 

Posdata: Con esto no ignoramos que los medios de comunicación están condicionados al juego de intereses, sino arreciar nuestra postura de que el “periodista sujeto” está en peligro de extinción. Protejamos y cuidemos al que difiere por el bien de la democracia. 


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba