Comentarios Recientes

0

Cuatro seres especiales dedicados al servicio: A Dios, a la Patria y a la Libertad


  • Francisco Angeles | 02-08-2020

I de II 

El Génesis, libro de la sabiduría dice: Dios interviene en la historia humana como protagonista.

De igual forma lo hicieron cuatro amigos de La Vega y el Cibao para seguir los pasos de Jesucristo y Paul Harris en esta tierra caribeña la bella Quisqueya y según dijera Colón: “Estas son las tierras más hermosas que ojos humanos hayan visto jamás” desde la cima del Santo Cerro.

Los cuatro seres especiales son: Don Antonio Guzmán F., Francisco Gómez E., José Rafael Abinader padre del presidente electo y don Elías Fernández B. De ellos cuatro los dos primeros entiéndase el ex presidente don Antonio Guzmán F., y el ex senador por La Vega a quien le tocó juramentar a Caamaño como presidente constitucional. Los dos primeros fueron empresarios agrícolas y productores exitosos. Los otros dos: el doctor José Rafael Abinader y el Dr. Elías Fernández B., dos abogados y eminentes seres humanos, uno con especialidad en economía y otro en administración prestaron servicio excepcional al país en una época muy difícil producto de la dictadura que tanto daño hace a los pueblos, sea esta personal o partidaria…

Los jóvenes de hoy no conocen del aporte de ellos al desarrollo y crecimiento del país; los cuatro en distintas ocasiones renunciaron de puesto de la administración pública y privada al mayor nivel, incluyendo ministerios que antes se llamaban Secretaría de Estado.

Estas cuatro figuras legendarias don Antonio, don Francisco y los doctores José Rafael Abinader y Elías Fernández B., en los últimos años hicieron aportes significativos, imagínese lo difícil que era la situación cuando Trujillo, quien duró 31 años al frente del Estado, los fatídicos 12 años de Balaguer, más 8 despúes sumando 20 años del PLD, que en total son 71 años de semi-dictadura gobernando todos los estamentos del Estado sin oposición ni escrúpulos. 

Don Antonio Guzmán F., fue convencido por mi padre Francisco Gómez Estrella a recibir en su hogar de Santiago al profesor Juan Bosch en 1961 a su regreso del exilio, gracias a la intervención de don Francisco para que desde allí se empezara a organizar el PRD en Santiago y el resto del Cibao, y de esa forma terminar con los remanentes del trujillato, lo cual no era fácil, porque los cívicos que era un sector poderoso económico en la zona se oponían, entre los que habían algunos que llegaron a ser presidentes por el PRD.

En 1962-63 gana el PRD prácticamente todas las provincias del Cibao gracias a que Francisco Gómez E., pudo articular e influenciar para que don Antonio fuera nombrado Secretario de Agricultura del gobierno de Bosch, siendo estos siete meses de verdaderos cambios como esperamos que se cumpla en la actualidad con aquello de “El cambio va” y “Eh pa` fuera que van” aunque ya se fueron, pero todavía pueden hacer mucho daño como se lo hicieron a don Antonio en el 1978 robándole cuatro senadores y varios diputados por un mal llamado “gacetazo” que todo el mundo sabe quiénes lo dirigieron y porqué. Los pequeños puestos de miseria en el estado no deberían ser tocados dado la crisis económica y sanitaria que vive el país; pero sí los puestos de aquellos que no trabajan y están pensionados con sueldos que van desde cien hasta 900 mil pesos. 

A pesar de todas las diabluras que hicieron mandando las bocinas y tumba polvo, pero aun así don Antonio pudo hacer un gobierno ejemplar al permitir la vuelta de los exiliados que eran miles y parar la banda colorá que asesinaba jóvenes y pudo romper la estructura militar que en esas elecciones habían salido con pañoletas rojas en los fusiles en apoyo público al doctor Balaguer, pero el presidente electo tuvo el coraje y la valentía para cambiar la fuerzas militares e incluso, cambiando jefes que se creían inamovibles y acercar de nuevo al Estado a exmilitares para reengancharlos, y de esa forma tener el control de dichos mandos. Hoy se necesita tener una actitud parecida, ya que la delincuencia a todos los niveles pone en peligro la estabilidad del Estado, por lo que se necesitan hombres y mujeres con cerebro, dotados de buena sustancia gris y de otros elementos que puedan controlar aquellos que nunca respetan la ley, y hacer lo que hacía el Dr. José Rafael Abinader cuando era funcionario publico y privado, porque según decía la ley entra por casa.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

MÁS CONTENIDO EN SANTIAGO DE LOS CABALLEROS

Ir arriba