Comentarios Recientes

0

Conmemoran este sábado Día de los Fieles Difuntos


  • Félix Parra | 01-11-2019

Este sábado es día de Los Fieles Difuntos, fecha en que muchos dominicanos aprovechan para visitar los cementerios y llevar flores, velas, velones a la tumbas de sus familiares fallecidos.
  

En esta ocasión la fecha permitirá que una mayor cantidad de personas pueda acudir a este ritual, dado que muchos están libre de sus labores cotidianas.
  

Como es costumbre ya desde ayer viernes se pudo observar un aumento en las ofertas de los artículos que son llevados a la tumba, así como los jovencitos que se ofrecen a limpiar las sepulturas por paga.
 

  En el caso de esta ciudad de Santiago, en los camposantos de la 30 de Marzo y El Ingenio, principales de aquí, fue notoria la presencia de algunas personas que aprovechan este día para acudir a las tumbas de los parientes, para no dejarlo para hoy, cuando va la mayoría.
  

Este día mueve a padres, hijos, esposos que han perdido a sus seres queridos y aprovechan la ocasión para visitar su tumba, algunos a encenderles velas y velones, y en otros casos, a rezar y limpiar la morada final de sus deudos.
 

En toda la Iglesia universal, el 2 de noviembre se celebra a los fieles difuntos, momento en que la Iglesia recuerda e intercede por todas las almas de aquellos que han pasado a una nueva vida. En México, es una fiesta que mezcla Fe, cultura y tradición.
 

En esta nación, la conmemoración a los Fieles difuntos da paso a una tradicional celebración llena de color y simbolismos, de tradición y cultura, que muestra la fe, el amor y la esperanza de las personas delante de la muerte de algún ser querido.
  

Esta tradición mexicana, ha sido reconocida por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.
 

Hay que aclarar que en México esta celebración no es ‘un culto satánico’ o algo relacionado con un ‘culto a la muerte’. La celebración del Día de los Muertos forma parte de una creencia que tiene sus raíces en el mundo prehispánico.
  

De ahí que en la cultura mexica, por ejemplo, la muerte es vista como un despertar y como un renacimiento al otro mundo.
  

En el mundo prehispánico se creía que los difuntos podían solamente ir a dos lugares: aquellos que morían en relación al agua, por ejemplo, ahogados, iban al lugar donde estaba Tláloc, el Tlalocan, un lugar semejante a lo que consideramos el Paraíso.
   

Sin embargo, la mayoría de los difuntos iban al Mictlán, al lugar de los muertos donde durante todo el año tenían una cierta amnesia, no tenían ningún alimento. Esto se puede asimilar a lo que nosotros llamamos purgatorio.
  

Los difuntos para llegar a esos lugares tenían que hacer un largo y difícil viaje, por lo cual se requería que los difuntos fueran enterrados con algunos objetos esenciales para un viaje seguro.
  

De acuerdo con la tradición, también en estas fechas las almas visitaban el mundo terrestre, y esta era ocasión para ofrendarles de alguna manera especial.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba