Comentarios Recientes

0
Ignacio Guerrero

Política y Sociedad

Ignacio Guerrero | iguerrero@lainformacion.com.do

Ahora: ¿Cuál es el reto?


  • Ignacio Guerrero | 06-07-2020

“La clave de la vida es aceptar desafíos. Cuando alguien deja de hacerlo, está muerto.” Bette Davis.

Ayer, en el contexto de una jornada cívica, los ciudadanos  dominicanos acudieron a las urnas y ejercieron su derecho al voto, pero también cumplieron con el deber de elegir a las nuevas autoridades que asumirán la dirección del Estado, a partir del 16 de agosto de este año 2020.

Haya o no segunda vuelta para las presidenciales, el Palacio Nacional tendrá otros inquilinos el 16 de agosto, porque el Poder Ejecutivo será conformada por figuras diferentes.

De igual manera, en el Congreso Nacional llegarán nuevos representantes de las provincias, por intermedio de senadores y diputados.

Quienes fueron favorecidos con las votaciones, es un gran desafío, deberán encarar con responsabilidad los problemas sociales y económicos que afectan a las familias dominicanas.

En primer lugar, es un compromiso aplicar un programa de emergencia sanitaria en procura de prevenir y detener el avance de la pandemia COVID-19, debido a que hay que conservar y preservar la salud de los dominicanos.

Otra tarea es aplicar un plan de  urgencia socioeconómica, con el objetivo de recuperar producción, economía, plazas de trabajo que se han perdido y la crisis general derivada del coronavirus; es imprescindible propiciar una alianza público-privada, porque solo así será posible superar la dramática realidad en que está sumergida la nación. 

Esto es con relación a la problemática creada por la enfermedad letal, en razón de que se requiere de voluntad política y de alternativas eficaces para retornar a la naturalidad.

*Males tradicionales

 No obstante, al margen del estado de emergencia y epidemia nacional,  las nuevas autoridades están llamadas a enfrentar  males tradicionales como endeudamiento alocado, corrupción, marginación social, desempleo, delincuencia y criminalidad, narcotráfico, lavado de activos e insalubridad.

Humanizar y descentralizar el Presupuesto Nacional, distribución equilibrada y equitativa de las riquezas que se producen en el país, mejorar los servicios básicos y ejecutar políticas públicas eficientes que den respuestas a las necesidades de la gente, son medidas clave para impulsar el crecimiento sustentable de República Dominicana y el desarrollo humano.

Que se asuman, pues, los grandes retos por la paz y el bienestar social en el país; esa es la misión del nuevo gobierno.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba