Comentarios Recientes

0
Luciano Filpo

La educación para la salud


  • Luciano Filpo | 03.10.2019 - 08:28 pm

La educación para la salud es uno de los temas trasversales que procuran orientar a los adolescentes que cursan colegiaturas en una convivencia sana y civilizada, pero sobre todo valorando el significado de la vida, asumiendo acciones y absteniéndose del uso de sustancias toxicas, psicoactivas, adictivas o alimentarias que tienden a alterar el desarrollo normal del individuo.        

 

La transversalidad es un enfoque psicopedagógico con el cual se busca colocar en todas las áreas y manifestaciones del conocimiento, temas nodales o palmarios en la formación del individuo. Abordar la transversalidad es un compromiso de cada docente, focalizar temas generales del interés del alumno e importancia para su formación y vida ciudadana. Hay grandes temas transversales, los cuales, son importantes para el bagaje cultural de los adolescentes, pero sobre todo con el desarrollo de su vida, estos temas son: educación para la salud, educación vial, formación ciudadana, educación y medio ambiente, educación-ciencia y tecnología, educación y respeto por la diversidad… dichos temas son complementarios a los currículos y los mismos resultan pertinentes articulados a la formación del sujeto. Armonizar dichos temas en la formación no debe ser algo espontaneo, debe ser  organizado, pensado, reflexivo; con el propósito de generar sensibilidad, preocupación y compresión del tema que se encuentre en cuestión. La sociedad contemporánea ha creado tantos objetos de placer, entretenimiento, ocupación del ocio, con lo que ha contribuido a ampliar el vacío existencial y aburrimiento entre las personas, como diría Viktor Frankl, escaso valor por la vida.

 

Se está ante la sociedad del riesgo, peligro, de la advertencia. Tanto Giddens como Beck abordan esta problemática de la sociedad postindustrial, se viven manufacturando situaciones las cuales, pueden afectar  la vida y la convivencia de los grupos humanos. Por otro lado, el concepto salud ha variado según las culturas y las épocas: salud es ausencia de enfermedad. “Es un estado de completo bienestar físico, mental y social y no solo la ausencia de afecciones o enfermedades” OMS. Tanto la OMS como la OPS han procurado abordar el tema de la salud al lado de la enfermedad o dolencia. Otro concepto de la OMS es aquel que sostiene que: “La salud es aquello a conseguir para que todos los habitantes puedan trabajar productivante y participante de forma activa en la vida social de la comunidad donde viven”, 1978. En los pueblos originarios de América  y sociedades antiguas solían ver en la enfermedad un castigo de los dioses.

 

En el mundo griego se empezó a visualizar la enfermedad como un resultado de agentes endógenos y exógenos al individuo. Desde la Antropología de la salud se habla de etnoenfermedad y etnomedicina, como la visión y expresión particular de cada cultura para abordar situaciones propias de su entorno. El tema transversal de educación para la salud procura ofrecer herramientas con las cuales, los alumnos puedan valorar la vida, tener una convivencia organizada, cohabitar con la naturaleza, manipular objetos de la vida comunitaria de forma responsable, manejar adecuadamente los deshecho sólidos, tener conocimientos de su cuerpo, una educada orientación de los esfínteres u órganos de la reproducción, una alimentación balanceada así como un seguimiento sanitario propio de cada edad.    

 

No cabe duda que muchas preocupaciones estéticas de la contemporaneidad están influyendo en la adopción de patrones culturales que van reñidos con una buena orientación para la salud. Por inducción cultural y por ignorancia las personas no se encuentran satisfechas con su imagen, caen en situación de anorexia o de bulimia. La intervención estética en el cuerpo se ha convertido en una opción para todo aquel o aquella inconforme con su figura. El uso abusivo de estimulantes sexuales entre jóvenes también induce a pensar cómo se ha perdido el sentido del equilibrio, la moderación y otros comportamientos anímicos que no responden a la educación para la salud.

 

El valor por la vida en el mundo contemporáneo se ha relativizado, las personas se involucran en deportes extremos, consumo de sustancias tóxicas, consumo continuo de comida chatarra,  uso de fármacos y otros compuestos para mejorar el rendimiento. Según Byung-Chul Han se está ante la sociedad del rendimiento, de la competencia, del buen desempeño y esto debe mantenerse aún sea a expensas de la salud. La sociedad dominicana vive un drama sanitario, enfermedades psíquicas que no son prevenidas, carencias de insumos, bajo presupuesto, pero sobre todo una exposición continua al peligro.

 

El país es líder en la región en defunciones por accidentes de tránsito. Pero así como las defunciones, están las secuelas de los traumas y laceraciones sociales de los accidentes, los feminicidios suicidios, también son parte del drama de la sociedad y que pone en cuestionamiento la preocupación por la salud, el valor por la vida y los niveles de conciencia de la población. La generación líquida como establece Zygmunt Bauman está de forma continua expuesta al peligro, poco le importa la higiene mental y corporal. Los hábitos de consumo, la exposición al cigarrillo, hookah, bebidas estimulantes, están desencadenando enfermedades que van convirtiendo en vegetales a personas con una edad productiva y viable. Otros temas que ponen en cuestionamiento el enfoque de Educación para la salud es el embarazo en adolescentes y sus secuelas sociales, la gran cantidad de adictos a sustancias prohibidas. Estás prácticas riñen con los enfoques de Educación para salud como una estrategia para generar bienestar y capacidad de producir en un ambiente social. A mediados del siglo XX Viktor Frankl abordaba el vacío existencial y el aburrimiento como la ausencia de sentido.        

 

Hoy el joven vive depresivo, ansioso, estresado, acelerado, no concibe obstáculos en su vida, lo que induce a tomar opciones y comportamientos que suelen afectar su estado de salud emocional, social o corporal. Los hábitos de vida de la contemporaneidad deben ser equilibrados o la vida productiva de la gente puede terminar de forma precoz.        

 

Hay que enfatizar la necesidad de promover la educación para la salud como un tema transversal que contribuye a la comprensión de los problemas sanitarios del mundo contemporáneo.  

El autor es Dr. en Educación.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba