18 Agosto 2017 3:10 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Semana de expectativas

ACTUALIZADO 15.05.2017 - 6:11 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Esta semana se inicia con la primera reunión del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), órgano superior del Estado que habrá de  escoger el nuevo Tribunal Superior Electoral (TSE), así como otros cuatro jueces para completar la matrícula de la Suprema Corte de Justicia (SCJ). La sociedad tiene la mirada puesta en ese proceso que ha de dirigir el CNM, el cual está compuesto por seis miembros vinculados al partido de gobierno y dos representantes de la oposición, y que encabeza el Presidente de la República.
   
La Sociedad Civil,  a través de sus instituciones más representativas, ha definido como expectativa  la necesidad que tiene la democracia dominicana de que los criterios que predominen para la escogencia de los magistrados sean la probidad, la decencia y la independencia de los que vayan a ser seleccionados para integrar esos órganos del Estado que son vitales para fortalecer la institucionalidad democrática.
   
Precisamente la democracia se ha visto muy amenazada y debilitada, porque la conformación de esos órganos responsables de hacer valer el principio de la separación de los poderes, se hizo sobre la base de designar a cuadros partidarios en su mayoría ligados al partido de gobierno, por lo cual muchas de sus decisiones respondieron a los intereses políticos de sus parcelas, violentando los principios de la institucionalidad democrática. El caso más sobresaliente fue el ejemplo que diera el TSE, el cual produjo fallos que a la vista de todo el mundo no respondieron a los fundamentos del derecho, sino a las conveniencias de la alianza oficialista. Tal fue el caso del fallo sobre las primarias del PRD, evento donde se violentaron a tiro limpio los derechos de los candidatos que se oponían al Presidente de esa organización aliada al partido de gobierno.
   
Esas son las realidades que en teoría democrática no deberían aceptarse, si es que se quiere retomar el camino de la democracia, tal como es la expectativa definida por la Sociedad Civil. El CNM, al definir su metodología para iniciar el proceso de escogencia, debe definir el perfil de los postulantes sobre la base de asegurar su independencia y su capacidad para decidir asuntos institucionales sobre la base de lo que es de derecho y no por compromisos partidarios. Este criterio ideal, sin embargo, choca de frente con la tendencia y vocación de los partidos en monopolizar el poder para asegurar el establecimiento de una dominación continuista. Es este el peor escollo que se debe intentar superar para una escogencia institucionalmente sana y equilibrada.

¡Qué se tenga muy en cuenta esa tentación!

Los sobornados de Odebrecht


La otra gran expectativa de esta semana es el compromiso del Ministerio Público de dar a conocer los funcionarios sobornados por la Odebrecht y sus implicaciones judiciales y políticas. La Sociedad Civil, también en esta materia, ha definido el criterio de que con este caso de corrupción, se inicie un proceso hacia un estado de consecuencias, en el que sean traducido a las justicia  los inculpados de esos hechos de corrupción confesados.

¡El Procurador tiene la palabra!  



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords