25 Junio 2017 8:09 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

En dirección inversa

ACTUALIZADO 18.04.2017 - 5:58 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El caso de corrupción de la Odebrecht en el país, se trata de forma inversa a como se está desarrollando en la Justicia de Brasil. En Brasil la Justicia parece empeñada en conocer y desmantelar toda la estructura económica y política delictiva que se montara en ese país sudamericano, con el propósito de que las empresas involucradas pudieran maximizar sus ganancias, controlando y expandiéndose en los mercados locales e internacionales, con la asociación de políticos aliados que fueron beneficiados con financiamientos para sus campañas electorales dentro del esquema del “Lava Jato”.
   
En ese esquema delictivo y monopólico, violador de las normas del comercio internacional, se adhirieron varios países de la región y del África, además de Brasil, entre ellos la República Dominicana, país donde como han confesado los altos ejecutivos de la Odebrecht, uno de las principales empresas brasileñas impulsoras de la trama para la obtención de contratos de grandes obras oficiales, se aplicaron sobornos a funcionarios públicos que alcanzaron al menos los 92 millones de dólares, se sobrevaluaron los presupuestos de las obras, se financiaron campañas electorales y por último se decidió en octubre del 2014 establecer en el país para mayor seguridad el centro de operaciones de la Odebrecht para la distribución de las “coimas” destinadas a varios de los países involucrados en la trama del “Lava Jato”.    
   
Pese a esa relación de ilícitos confesados por la empresa, la estrategia judicial en nuestro país parece dirigirse a limitar el hecho delictivo a los sobornos y a un acuerdo con la Odebrecht que se habrá de “homologar” en la Justicia dominicana, de modo que la empresa se comprometa al pago de la multa correspondiente por ese delito, mientras se protege a los fines de que termine la importante obra de las plantas de Punta Catalina y con ello se cierre el expediente dejando ocultas todas “las últimas consecuencias” implicadas en esa trama internacional en la que fuera  involucrado el país. Por esas razones muchas voces autorizadas del liderato criollo piensan que en el país “no pasará nada” y los menos pesimistas creen que solo se castigarán a dos o tres “chivos expiatorios”.
   
Mientras esas son las percepciones que tienen lugar a nivel local, en Brasil su aparato judicial parece decidido llevar a cabo un “Juicio a los Grandes”, probablemente como parte de la contraofensiva imperial para desmantelar no solo las estructuras del “Lava Jato”, competidoras y desafiantes de su poder, sino de todo el esquema político del “Socialismo del siglo XXI” que de forma manifiesta persigue desplazar el régimen capitalista en América Latina.

¡Esperemos, pues, el desenlace!
   

Éxito y Brutalidad en la SS


El reducido número de víctimas de la Semana Santa recompensa el esfuerzo que hicieron las autoridades en la prevención. Sin embargo, dos escenas de un atropello brutal a ciudadanos inocentes encabezados por dos altos oficiales de la Policía en Santiago y en Santo Domingo, pusieron la nota que daña el éxito de las autoridades, al protagonizar acciones vandálicas inaceptables que solo hacen recordar las ocurrencias salvajes de “Macabón”.

¡Qué no se pase por alto!

 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords