23 Mayo 2017 3:13 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Vientos de guerra

ACTUALIZADO 16.04.2017 - 6:21 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El fantasma de la guerra se esparce por el mundo; la confrontación bélica atemoriza a la humanidad. Atentados en Oriente Medio y Europa se multiplican a granel, cuyas acciones dejan cientos de muertos, millares de heridos y la tensión que crean un panorama de incertidumbre.
   
Estados Unidos y aliados se enfrentan a Rusia y adeptos, es como si se tratase del resurgimiento de la “Guerra Fría”, rusos y sectores afines se alinean contra estadounidenses y confederados.
   
Los hechos reflejan un ambiente guerrerista, porque quienes se disputan el control del mundo asumen posiciones radicales y en nada le importa la muerte de seres humanos indefensos, la destrucción de ciudades, el descalabro de la economía y el destrozo de los medios de producción. Como se ha puesto en evidencia en la destrucción de Siria, en particular lo que fuera la gran ciudad de Alepo.
   
El cuadro es escalofriante; los torbellinos de guerra acaban con la paz mundial.
   
En muchos pueblos no hubo Semana Santa, en vista de que se registraron masacres humanas.
   
Los Estados Unidos  lanzaron en Afganistán  la mayor bomba convencional de su historia, llamada la “Madre de todas las Bombas”, la cual fue  arrojada contra un complejo de túneles del Estado Islámico en la provincia de Nangarhar (Afganistán).
   
Como resultado de esa operación, de acuerdo a los reportes, murieron cerca de 100 personas, incluidos niños y ancianos.
   
El Sábado Santo se perpetró un atentado contra un convoy de evacuados en la zona de Al Raisdín, al oeste de la ciudad siria de  de Alepo, con un balance  112 fallecidos y más de mil heridos.
   
Corea del Norte lanzó un misil de largo alcance, y su presidente dice que está listo para la guerra con Estados Unidos.
   
El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y su homólogo iraní, Hasán Rouhani, han calificado de "inadmisible" la agresión de EEUU en Siria, según explica la página web oficial del Kremlin.
  
Aeropuertos de India amanecieron militarizados ayer domingo y se adoptaron estrictas medidas de seguridad tras una alerta emitida por las autoridades por informaciones sobre un presunto plan para secuestrar aviones y ejecutar acciones terroristas.
    
En Francia, Alemania y otros países europeos también se desataron planes que tienen el  sello del terrorismo.
   
Es deplorable observar como la ciudad de Alepo fue devastada  y como las calles se tiñeron de rojo con la sangre de gente destrozadas por las armas de alto calibre utilizadas sin control.
   
Como se puede apreciar, el globo terráqueo está convulso; el pánico crea un estado de zozobra en muchos pueblos.
    
Es pertinente reforzar la cruzada impulsada por el papa Francisco contra la guerra en busca de la paz, porque solo así podrán desarrollarse la economía, la producción, la educación y los programas que aseguren un hábitat agradable en el mundo.
 
Urge aunar esfuerzos y voluntades para frenar el horror y las muertes que afligen a millones de personas que sufren los efectos de los enfrentamientos entre las potencias mundiales.
  
Es preciso trabajar para hacer posible la sentencia de Juan Pablo II, la cual reza: “La paz exige cuatro condiciones esenciales: Verdad, justicia, amor y libertad.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords