27 Mayo 2017 11:48 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Reflexión y Semana Santa

ACTUALIZADO 09.04.2017 - 4:26 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Ayer con la celebración de Domingo de Ramos comenzó la Semana Santa 2017, época del  año que convoca la reflexión para autoexaminar el comportamiento y la conducta del ser humano para detectar los errores que se  cometen y verificar las acciones positivas.
   
Semana Santa es  la máxima consagración del  cristianismo católico, etapa aprovechada para rescatar costumbres en procura de renovar la Fe y reencontrarse con las enseñanzas de Jesucristo, el hijo de Dios enviado al mundo para redimir a la humanidad.
  
 Estos días de la Semana Mayor gobernantes y gobernados deben concentrarse en la meditación profunda, porque todos de alguna manera u otra ejecutan acciones erráticas que generan problemas que amenazan la convivencia pacífica de los dominicanos.
  
La corrupción, el crimen organizado, carencia de solidaridad, avaricia, infidelidad e iniquidad son antivalores e injusticias que ensombrecen a la sociedad dominicana.
   
La práctica se está distante de la prédica del accionar de Jesucristo, quien en todas las circunstancias amó al prójimo como a sí mismo y promovió justicia, bienestar, lo humano y la paz sin importar credo, estatus social y diferencias raciales.
   
Hoy día prevalecen el odio, la intriga, el afán de lucro, injusticias, lo inhumano, imponer el poder a base de sangre y fuego, el engaño, la estafa y el desamor, debido a la pérdida de los valores.
   
La Semana Santa es una  gran oportunidad para pasar revista al comportamiento, porque permite descubrir las maldades que se propician y esto ayuda a tomar consciencia de que hay que rectificar para erradicar la conducta indebida y renovar la fe y las virtudes en busca de ser mejores seres humanos para construir una mejor sociedad.
   
Transformar al hombre/mujer es el primer paso con el objetivo de liberarse de los pecados y acercarse a Dios en aras de comprender, poner en práctica e interpretar el postulado de Jesús para entender que hay que amar a todos los seres humanos, distribuir de manera equitativa los bienes y las riquezas que se producen en las naciones, obrar con amor y cultivar la paz.
Que se actúe con  prudencia, por favor.
  
Estudiar el interior en la búsqueda de descubrir las potencialidades disponibles para utilizarlas con maestría en interés de impulsar los cambios que   necesita la sociedad dominicana y trazar las pautas que contribuyan con la evolución de la nación, a fin de alcanzar el progreso pleno por la felicidad y la paz de  las familias.

Papa, terrorismo y paz


El papa Francisco quiere paz en el mundo, por eso  condena con firmeza la guerra y el terrorismo. Su Santidad, quien presidió la  misa en el Vaticano en el Domingo de Ramos, deploró la muerte de 22 personas en un atentado en Egipto.
    
Además, el Santo Padre  condenó la acción terrorista  en Estocolmo, Suecia, las cuales dejaron cuatro muertos y el pánico en la sociedad.
    
Ojalá que los poderosos que se disputan el control del globo terráqueo escuchen al Papa Francisco y desistan de la violencia por el sosiego de la humanidad.
   
No más escenas con seres humanos destrozados que causan  consternación y dolor…


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords