16 Diciembre 2017 3:00 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Problemática de la mujer

ACTUALIZADO 10.03.2017 - 10:24 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Poco a poco la mujer dominicana se supera y cada día asume posiciones preponderantes en política, economía, cultura, deporte y en todas las manifestaciones que regulan el comportamiento de la sociedad; conquista espacios a base de talento, conocimientos, esfuerzos, voluntades, energía e inteligencia.
   
No obstante, continúa sufriendo los efectos de la discriminación por parte de quienes sustentan un sistema político machista, porque no se le otorga un tratamiento de igualdad con respecto al hombre.
   
El pasado miércoles ocho de este mes de marzo se conmemoró el “Día Internacional de la Mujer”, fecha propicia para analizar la realidad  social y económica de las mujeres.
   
La falta de oportunidades, el pago de salarios inferiores al hombre en puestos iguales, acoso sexual, marginalidad, embarazos en niñas y adolescentes, representación minoritaria en las estructuras de las direcciones de los partidos políticos y minoría en todas las instancias del Estado evidencian que falta mucho camino para la liberación femenina. A estos problemas se le adiciona la dramática situación de los feminicidios que alcanza en nuestro país proporciones alarmantes.
   
No hay equidad de género, esa es la realidad porque el hombre tiene más privilegios que la mujer. Sin embargo, es nuestro criterio, la lucha no puede limitarse a la liberación femenina, sino que se precisa de la unidad de hembra y varón para transformar al sistema social, político y económico que predomina en República Dominicana, en la búsqueda de la redención del ser humano, puesto que la iniquidad y la desigualdad golpean a la mayoría sin importar el sexo.
   
Es oportuno que la solidaridad e identificación con la lucha por mejores condiciones de vida de la mujer provoquen la unidad por el bienestar colectivo.
¡Qué se respeten y garanticen  los derechos de la mujer, de eso se trata!

Sánchez y la dominicanidad


Cuando el hombre decide luchar por la libertad, soberanía e independencia se consagra como mártir o prócer, porque en su accionar entrega hasta la vida por la patria.
   
Francisco del Rosario Sánchez, quien junto a Juan Pablo Duarte y Matías Ramón Mella lideraron el movimiento secreto La Trinitaria, el cual fue la columna que trazó las líneas que permitieron independizar a la nación del yugo haitiano, es de quienes se convierten en héroes porque escriben con sangre y fuego hermosas páginas en la edificación de la nacionalidad.
   
El pasado jueves día nueve de este mes, en el contexto de una fiesta patria, los dominicanos conmemoraron el bicentenario del natalicio del patricio, fecha clave para reflexionar y autoevaluarse para determinar el patriotismo que debe regular el accionar de cada ciudadano.
   
Si hoy día la dominicanidad e identidad muestran ante el mundo la existencia de República Dominicana, se debe al sacrificio de Francisco del Rosario Sánchez y todos los patriotas que con abnegación y fervor se desprendieron de ambiciones materiales y aspiraciones personales para construir una nación libre, soberana e independiente.
   
Rendirle tributos a Sánchez requiere más que un discurso o una ofrenda floral.
¡Loor a Francisco del Rosario Sánchez, prócer nacional!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords