27 Marzo 2017 12:17 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Alto índice de violencia y feminicidios en RD

ACTUALIZADO 06.01.2017 - 5:44 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La Fundación “Vida sin Violencia” ha declarado que en el año 2016 se registraron en el país 78 feminicidios, sólo uno menos que en el año 2015. No es sorpresa, anteriormente otras instituciones también han presentado estadísticas reveladoras, dando cuenta de que la República Dominicana es el tercer país de la región, de un total de 14, con mayor tasa feminicidios, por detrás de Honduras y Guatemala, según el informe del 2016, del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés).
  
Las cifras que ha presentado la “Fundación Vida sin Violencia” ponen en relieve algo que ya sabemos, y es, que la República Dominicana no ha logrado el nivel de desarrollo esperado en materia de equidad de género y eliminación de la violencia machista, temas a los que agregamos la alarmante tasa de embarazos en adolescentes, y la urgente necesidad de implementar los programas escolares de una educación sexual científica, basada en responsabilidad y valores, que son tan necesarios para el progreso y el desarrollo integral de la juventud.
    
Campañas van y vienen. En pleno siglo XXI, la paradoja es observable: por un lado está, la irrupción de la mujer dominicana en las aulas universitarias para acceder a su derecho a educarse y convertirse en un ente útil a la familia y la sociedad. Por otro, el hecho de que a pesar de ese cambio significativo, muchas mujeres, niñas y adolescentes, continúan enfrentando condiciones de extrema pobreza, desigualdad y analfabetismo.
    
La ONU ha señalado que entre los factores que han contribuido a la disminución del número de homicidios en los países desarrollados y de renta media están la reducción del tamaño de las familias, un mayor acceso a la educación, así como mejoras en el bienestar social, muy especialmente la eficacia de las políticas institucionales de seguridad, la cobertura del marco legal y de institucionalidad, el respeto a las leyes, frente a la violencia de género.
    
Las funestas consecuencias sociales, morales y humanas que tiene la  violencia de género, son una lamentable realidad que obliga a todos los dominicanos a reflexionar. Deben revisarse las políticas públicas dirigidas a la eliminación de la violencia de género, que cada año deja en la orfandad a decenas de niños, niñas y adolescentes.

Degradación


Constituye una vergüenza la vinculación de altos oficiales, tanto de la Policía Nacional como del Ejército de la República Dominicana, en acciones delincuenciales que perturban a la población.
   
Se ha establecido que miembros de la institución del orden público e institutos castrenses están asociados al crimen organizado, hasta el punto que participan en el 90% de los hechos criminales, según las autoridades.
   
También en la banda que dirigía John Percival Matos hay oficiales implicados, quienes son cómplices de los asaltos, asesinatos y atracos que se ejecutaron en los últimos meses, los cuales se perpetraron de manera espectacular.
   
Quienes están para salvaguardar a los dominicanos se unen a los delincuentes y facilitan las armas de las instituciones estatales para asaltar. Todo esto refleja la degradación que afecta a nuestra sociedad.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords