18 Agosto 2019 8:50 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Refugios equivocados

ACTUALIZADO 07.08.2019 - 6:49 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La descomposición de la sociedad y la desintegración de la familia empujan a la juventud a refugiarse en espacios equivocados, situación que influye en acciones violentas y delincuenciales que provocan incertidumbre en la sociedad.
   
Falta de oportunidades para estudiar, trabajar, hacer arte y practicar deportes estimulan a muchos jóvenes a guarecerse en las drogas, pandillas juveniles y el crimen organizado, por tanto, asumen un comportamiento sujeto en antivalores.
   
Además, la disgregación del núcleo familiar incide en que adolescentes se desorienten y se desenvuelvan en un mundo sin horizontes, lo que aprovechan narcotraficantes y jefes de bandas criminales para reclutar a esa población atrapada en una crisis existencial.
   
Se trata de una problemática socioeconómica, debido a que el desempleo, pobreza, discriminación, hambre y el abandono hunden a la juventud en un ambiente deprimente.
   
Claro, es justo resaltarlo, hay personas entre 14 y 25 años de edad que se concentran en los estudios, el trabajo, el hábitat familiar y exhiben una conducta ejemplar; ellas deben motivar a quienes se han distanciado del bien a reencontrarse con valores, dignidad y el humanismo, porque es la forma de evitar que el país continúe por un derrotero desacertado.
   
En este momento es trascendental ponerle la atención que amerita a esta dramática realidad, a fin de recuperar a los jóvenes descarriados en procura de evitar el colapso del país.
   
Procede, entonces, que en el debate político-electoral se enfoquen con responsabilidad los problemas que afectan a una gran cantidad de jóvenes, quienes sufren los efectos de múltiples adversidades.
   
Quienes aspiran a la Presidencia de la República deben incluir en sus discursos y los programas de gobiernos, es una necesidad apremiante, políticas eficaces y confiables en favor de la juventud, porque hay que cerrarle el camino hacia los falsos refugios.
   
Corresponde a las cúpulas de los partidos políticos y a los precandidatos presidenciales analizar con profundidad los males sociales y económicos que golpean a los jóvenes, ya que deben elaborar un diagnóstico exacto de la realidad inhumana en que viven; solo así podrán plasmar las alternativas idóneas para salvar a nuestra juventud y a la sociedad en sentido general.
   
Inquieta la ausencia de propuestas juveniles en las discusiones y los proyectos de quienes luchan por el poder, en vista de que no muestran voluntad política en la búsqueda de liberar a la juventud de las drogas, el pandillerismo, el crimen organizado y de submundos como consecuencia de la marginación, desigualdad e iniquidad.   
Hay que redimir, pues, a los jóvenes por la construcción de una mejor República Dominicana.

Degradación ambiental


El Estado dominicano debe ejecutar programas ecológicos urgentes y eficientes para enfrentar el impacto negativo que causa la deforestación en Haití, porque se degrada progresivamente el medio ambiente en el territorio nacional.
   
La cobertura forestal en territorio haitiano es de solo 0.32 %, lo que constituye una conminación, puesto que no se produce el agua imprescindible para consumo humano, generación de energía e irrigación de los suelos fértiles.
   
Corresponde los políticos encarar con firmeza ese desafío, debido a que hay que rescatar, conservar y preservar los recursos naturales por el bien común


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.