21 Mayo 2019 3:23 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Reelección aquí y allá

ACTUALIZADO 14.03.2019 - 7:14 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La prensa dominicana se ha hecho eco de la posición de los EE.UU respecto a la reelección en Argelia de su presidente Abdelaziz Buteflika, quien aspiraba a una quinta repostulación consecutiva. Sin embargo, la edad y la salud a última hora lo obligaron a renunciar a su reelección, con lo cual se distiende el panorama político en ese país del Norte del África.  
   
Uno de los portavoces del Departamento de Estado, al conocer de la declinatoria de Buteflika a la repostulación expresó que: “Apoyamos los esfuerzos del pueblo argelino para votar en elecciones libres y justas”. De igual manera manifestó que los EE.UU siguen de cerca los acontecimientos en torno a las elecciones de aquel país, las cuales se celebrarán en el próximo mes de abril. Asimismo reiteró que: “Apoyamos los esfuerzos de Argelia para comenzar un nuevo camino hacia delante basado en el diálogo que refleje la voluntad de todos los argelinos y sus aspiraciones de un futuro pacífico y próspero”.
   
Esa posición de los EE.UU ha sido reiterada en nuestro país al opinar sobre los últimos procesos electorales que se han dado en República Dominicana. Recordamos las palabras de los dos últimos embajadores que antecedieron a la actual embajadora, la señora Bernstein, quienes expresaban la voluntad de los EE.UU favorable a que en el país se dieran “elecciones limpias y libres” de las cuales surgieran gobernantes “confiables y legítimos”, poniendo énfasis en la necesidad de la alternancia en el poder.
   
Esa visión permanente de la diplomacia americana está muy presente tanto aquí como en un país lejano al nuestro como lo es Argelia, donde la tradición reeleccionista, también, choca e impide el avance de las fuerzas democráticas.
   
Aquí la tradición reeleccionista parece que se manifestará nuevamente para las elecciones del 2020. Muchos dominicanos, sobre todo los miles y miles de beneficiados de la presente gestión de Gobierno, preparan el ánimo, y así se movilizan por toda la geografía nacional, a favor de la reelección.
   
Mientras se movilizan con esa intención, desconocen y soslayan el hecho de que una tercera repostulación consecutiva, no solo atenta contra la estabilidad constitucional que pauta la fórmula sucesoral del poder que señala una repostulación consecutiva y nunca más, sino que con ello se conculcan los principios de la alternancia y de la separación de los poderes, principios que definen al régimen democrático.
   
Con el consecuente continuismo emerge la tendencia al monopolio político, que hace que los detentadores del poder ambicionen de forma codiciosa maximizar el poder, pasando a controlar todos los órganos del Estado, así como también todas las fuentes públicas de recursos, buena parte de los cuales son privatizados mediante la corrupción que prolifera en consecuencia.
   
Ante esas perspectivas dentro de las fuerzas democráticas, excluidas del poder por la fuerza del monopolio, surge la necesidad del cambio que favorezca retomar el camino que conduzca a una mayor democracia. Para ello se requiere de procesos electorales “libres y justos”, de modo que se puedan dar elecciones “transparentes y limpias”, de las cuales surjan gobernantes “legítimos y confiables”, tal como lo quieren las fuerzas democráticas locales y los EE.UU, tanto en Argelia como en República Dominicana.

¡Preparémonos para la alternancia democrática!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.