21 Febrero 2019 3:49 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Declina el presidente SCJ

ACTUALIZADO 05.02.2019 - 7:07 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El Presidente de la Suprema Corte de Justicia acaba de anunciar su propósito irrevocable de dejar el cargo que ocupa en el alto tribunal de justicia, alegando razones  “estrictamente personales”. Su decisión que solo espera el momento de la juramentación de su sustituto, abre un espacio para que la alta posición que ocupa pase a ser desempeñada por otro nuevo presidente de la SCJ.
   
El hecho coincide con el inicio del proceso de evaluación del desempeño de doce de los diecisiete jueces que integran el máximo organismo de justicia y que abre la oportunidad de un concurso público para los postulantes a ser escogidos como miembros de ese tribunal y para lo cual el CNM, en su sesión pasada, aprobó el cronograma de actividades a ser ejecutado, al tiempo de analizar las observaciones al reglamento para la evaluación y posterior designación de los nuevos miembros de la SCJ y su nuevo presidente.
   
La conformación de la nueva SCJ constituye un momento de alta importancia para la vida política e institucional de la nación, porque en torno a este hecho se baten dos expectativas; o se refuerza la tendencia de la politización de ese organismo de justicia, así como también las demás altas cortes, tal como ya se hiciera luego de la reforma constitucional del 2010 y que sería nefasto para el futuro institucional; o se aprovecha la oportunidad para fortalecer la independencia del Poder Judicial, conformándolo con ciudadanos profesionales probos, capaces y con trayectoria que garanticen su independencia y decisiones judiciales apegadas al derecho, a modo de fortalecer la institucionalidad democrática y constitucional de la república.
   
Esa última es la expectativa que se hacen los representantes de la sociedad civil, de los medios y de los sectores institucionales, empresarios, iglesias y profesionales civilistas, con la aspiración de que el país se enrumbe por los senderos que los lleven a establecer un marco institucional, garantizado por una sana justicia, que asegure la convivencia pacífica bajo el imperio de la Ley y la Constitución.
   
Volver a politizar la SCJ, así como las demás altas cortes, sería un despropósito, porque ello profundizaría la debilidad que se observa en el comportamiento institucional del ciudadano y de los propios gobernantes, quienes, por esa razón se ven tentados a rebelarse contra la Ley y la Constitución.
¡Aprovechemos la oportunidad por la democracia dominicana!

Evaluación sísmica de las escuelas


El reciente temblor de tierra con epicentro en La Saona y con una intensidad de 5.3, produjo algunos daños, según las informaciones preliminares, en edificaciones y en especial en los establecimientos escolares. Esto último llama la atención, porque se supone que los nuevos centros escolares construidos dentro de la “revolución educativa” que lleva a cabo el gobierno, debieron construirse tomando como referencia las últimas normativas antisísmicas, para asegurar su sismo resistencia.
   
Procede, entonces, que el Ministerio de Educación encabece un operativo de evaluación de los daños, donde se determinen las fallas de construcción y las responsabilidades.
¡Qué no se deje pasar!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.