18 Marzo 2019 4:13 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Economía y empresarios

ACTUALIZADO 07.01.2019 - 7:06 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Los empresarios de Herrera se han caracterizado por mantener un cuestionamiento permanente al modelo económico que rige en el país. Mientras las autoridades monetarias y políticas se satisfacen con el crecimiento que exhibe el desempeño económico, ese grupo empresarial cuestiona los resultados del modelo de la economía, especialmente por el alto nivel de informalidad y la falta de creación de empleos de calidad.
   
Dice la declaración de los industriales de Herrera que preside Antonio Taveras Guzmán, que “a pesar de contar con el crecimiento del Producto Interno Bruto más elevado de la América Latina y el Caribe, el país ha sido incapaz de reducir de manera significativa la informalidad y de aumentar la fuente de empleos de calidad”. “El empleo sigue creciendo solo a la mitad de lo que crece el PIB, porque se descuida y desincentiva a los sectores productivos fundamentales, como la agropecuaria, la industria y la agroindustria, que son los que cuentan con mayor potencial de generar encadenamientos”.
   
Por eso y otras razones consideran los empresarios de Herrera que el modelo económico debe cambiar, de modo que no solo sea más dinámico, sino que pueda generar una mayor prosperidad a nivel de los sectores medios, propiciando una mayor participación en los beneficios del crecimiento a favor de los sectores empobrecidos.
   
Resalta el informe de los empresarios que en una década “en América Latina el 41% de la población experimentó un ascenso social, en República Dominicana, campeón en crecimiento del PIB, solamente el 2% de la población logró escalar a un grupo de mayor ingresos, evidenciando una muy baja movilidad económica”. Esa situación también se refuerza negativamente cuando se analiza el deterioro de la capacidad adquisitiva del salario de los trabajadores, que según estudios del Banco Mundial han venido sufriendo una significativa reducción en términos reales.
   
Esas razones económicas y sociales se complementan con otras que se derivan del modelo de gobernabilidad asumido, y que obligan a los gobiernos a malgastar los recursos públicos en la generación de empleos públicos improductivos, junto a la dilapidación de recursos en corrupción y duplicidad de gastos, haciendo irracional el gasto corriente excesivo en la ecuación presupuestal.
   
Esas razones hacen necesario el cambio del modelo económico, según lo plantean los industriales de Herrera, de modo que el crecimiento se acompañe de una prosperidad compartida como también lo plantea el Banco Mundial.
   
Esos planteamientos formulados por el sector empresarial, deberían ser referencias para el sector político, sobre todo para el que se autodefine como de oposición, de manera que los políticos puedan enriquecer un discurso alternativo frente al oficial. Todavía la oposición no acaba de elaborar y formular un discurso para potenciar sus posibilidades de convertirse en la opción del cambio, tal como lo hacen con claridad los empresarios en el plano económico.
   
Mientras los políticos de oposición se mantengan inefectivos en la presentación de su propuesta a la nación, el planteamiento de los empresarios se mantendrá como algo aislado que no se potencializa, en tanto se consolida la ideología oficial sustentada en el crecimiento económico con estabilidad.

¡Qué despierten los políticos si pueden!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.