15 Diciembre 2018 11:20 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Un pacto sorpresa

ACTUALIZADO 03.12.2018 - 7:09 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El fin de semana pasado sacudió la opinión pública la noticia de que el gobierno había aprobado la firma de un convenio internacional propuesto por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre Migración Segura, que según la primera impresión compromete la soberanía nacional. Esa primera impresión fue difundida por ciertas organizaciones partidarias y por las voces que dicen ser “nacionalistas”, a partir de unas declaraciones sobre el tema que hiciera una viceministra de la Cancillería. La noticia creó un mar de confusiones y de temores relacionados con el descontrol fronterizo sobre la penetración incontrolada de inmigrantes irregulares o ilegales desde Haití hacia nuestra República.
  
En medio del nerviosismo y del mar de emociones encontradas los principales partidos de la oposición han elevado su voz de protesta, al tiempo de emplazar al gobierno para que no firme ese convenio internacional fijado para los próximos días en Marruecos. Aunque ese convenio se venía trabajando desde hace algún tiempo, su contenido prácticamente es desconocido en el país, por eso la noticia ha sorprendido y conmocionado el sentimiento “nacionalista y patriótico” de los dominicanos sensibles a la “amenaza” haitiana.
  
En medio del desconcierto e ignorancia no sería prudente adelantar juicio sobre el convenio, sin embargo es pertinente ante la inminencia de la firma, que una voz autorizada del gobierno dé a conocer y exponga públicamente los compromisos que establece el acuerdo y que comprometen la soberanía de la República. La nación debe ser conocedora y consciente de esos compromisos antes de que el gobierno proceda a su firma. De no hacerse así y firmarse sin cumplirse con el debido proceso institucional, el gobierno daría una evidente muestra de su inclinación por los procedimientos fácticos y autoritarios violadores de los criterios propios de la legitimidad democrática que se basan en el continuo consenso.
   
El problema migratorio es de alta sensibilidad e importancia para la ciudadanía y por eso es tomado para la manipulación política por parte de grupos interesados, que tratan de influir  sobre todo en la masa más desfavorecida de la riqueza y del conocimiento. Por eso es necesario que el propio gobierno dé a conocer los términos del referido pacto internacional y su disposición a la firma o no del convenio. Hay que eliminar las confusiones. 
¡Qué se eviten confusiones sobre un tema de tanto interés nacional!

Carreteras irritantes


Los trabajos de reconstrucción de las carreteras Navarrete-Puerto Plata y la Turística desde Santiago, mantienen esas vías en una situación que las hace intransitables. Quienes se arriesgan a visitar la zona Norte por esas vías tienen que sufrir de un elevado estrés que hace que maldigan la osadía de viajar a Puerto Plata y a las demás comunidades de esa hermosa zona del país.   
   
Puerto Plata está prácticamente aislada y ahogada por la falta de una red vial que estimule a visitar la zona Norte. La lentitud de los trabajos y el largo tiempo que han pasado esas vías en tan malas condiciones, hacen pensar en un abandono premeditado contra esa zona, que fuera señalada como el primer polo turístico del país, hoy día rezagado.
¡Por Dios que se activen las carreteras hacia Puerto Plata!    


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.