20 Noviembre 2018 10:05 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Nexos China-RD

ACTUALIZADO 02.11.2018 - 7:59 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Con la firma de 18 acuerdos y memorandos se cristalizan en la práctica las relaciones diplomáticas, políticas, comerciales y económicas entre República Dominicana y la República Popular China.
   
Los convenios representan una gran oportunidad para el país, debido a que se enfocan en los campos consular, turismo, infraestructura, aviación civil, transporte, seguridad ciudadana, educación, cultura y deporte; esto influirá en el desarrollo sostenible de la sociedad dominicana.
   
Procede que las autoridades dominicanas comprendan que la diplomacia es la base de las relaciones exteriores de los estados, lo que amerita utilizar las herramientas imprescindibles para alcanzar éxitos, generar confianza y respeto internacional; hay muchas debilidades en esa dirección.
   
No obstante, se puede colegir, el enlace entre China y República Dominicana,  ha comenzado con una señal positiva, tras  Danilo Medina Sánchez y Xi Jimping, mandatarios de ambas naciones, evaluar  los incipientes vínculos con  optimismo.
   
Es oportuno que República Dominicana aproveche las experiencias e inteligencia de los chinos en comercio, economía, humanismo, educación, turismo, consular y  diplomacia para elaborar políticas que permitan expandir las exportaciones, a fin de realizar transacciones que coadyuven a exportar mayores volúmenes que las importaciones; eso es clave para equilibrar las balanzas Comercial y de Pago.
   
Se trata de una ventana gigantesca que se le abre al país, pero se requiere de mucha inteligencia para entrar con sabiduría y razonamiento a un mundo que le lleva años de luces a una isla subdesarrollada o en vías de desarrollo.
   
En este momento República Dominicana recorre un camino trascendental e histórico; sin embargo, se llegaría a puerto seguro y se lograrían resultados satisfactorios si se emplea con acierto el lenguaje de  la diplomacia en las relaciones con la poderosa nación asiática.
   
Hay que comprender e interpretar que China Popular constituye un mercado con capacidad para importar grandes cantidades de productos agrícolas y materias primas, pero es indispensable garantizar seguridad sanitaria y calidad total,  situación que significa un desafío para las autoridades dominicanas; si no se responden a los estándares mundiales resulta difícil obtener éxitos en el comercio.
   
Mientras que a nivel interno se obtendrían múltiples beneficios en turismo, inversiones, educación y sistema vial porque millones de turistas viajan cada año a diferentes destinos del mundo, empresarios invierten muchos recursos en instalación de industrias, comercio y otros renglones. Es preciso eliminar las trabas burocráticas, inseguridad jurídica y los peajes para ofrecer facilidades que atraigan a los chinos interesados en radicarse en República Dominicana.
   
Importa aplicar la diplomacia como un canal de entendimiento, solidaridad e intercambio sustentado en  tolerancia, porque es la fórmula para interpretar la soberanía e independencia de cada país.
   
Que se actúe con inteligencia para aprovechar al máximo las conexiones con China Popular.
    

Nostalgia y amor


Ayer se conmemoró el “Día de los Fieles Difuntos”, fecha que causa nostalgia entre quienes perdieron a sus seres queridos, pero la ocasión es precisa para recordarlos con amor y respeto.
   
Todos los días hay que venerar a quienes murieron, por eso, hay que testimoniarles afectos con oraciones, flores, velas y agradecimiento.
   
Que los restos de quienes perecieron descansen en paz,  y que sus espíritus permanezcan en  gloria eterna.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.