16 Diciembre 2018 1:50 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Ayuntamientos y presupuestos

ACTUALIZADO 07.10.2018 - 6:47 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Los exiguos recursos que perciben los ayuntamientos del país, reflejan una de las debilidades de la democracia dominicana, porque no se distribuye con equidad y equilibrio el Presupuesto de Ley y Gastos Públicos. Es antidemocrático que el Gobierno Central concentre la mayor proporción de los recursos y riquezas que se producen en la nación, mientras instituciones como las corporaciones edilicias afrontan problemas financieros, debido al déficit de los presupuestos.
   
Preocupa esta situación, ya que los gobiernos locales carecen de fondos para ejecutar las obras y garantizar con eficiencia los servicios básicos para responder a las necesidades de la población concentrada en los municipios.
   
Se trata de una problemática mucho más grave, inconstitucional incluso, porque el Poder Ejecutivo retiene el mayor porcentaje del diez por ciento del Presupuesto Nacional  asignado por  ley a los ayuntamientos.
   
Acierta el presidente del Tribunal Constitucional, doctor Milton Ray Guevara, al cuestionar las limitaciones presupuestarias que enfrentan los municipios y distritos municipales con relación a otras instituciones estatales, como consecuencia del desequilibrio en el reparto de los recursos del Estado, en razón de que el actual esquema perjudica a millones de personas que sobreviven entre precariedades.
   
Instituciones de la sociedad civil y munícipes sugieren un diálogo entre los representantes de los poderes Ejecutivo y Legislativo, a fin de que comprendan la importancia de las gestiones municipales para impulsar el crecimiento de los pequeños pueblos, la evolución de la sociedad y el desarrollo humano.
   
No obstante, es lo razonable,  el Gobierno Central debe respetar el orden jurídico y transferir de inmediato el diez por ciento del Presupuesto Nacional a los ayuntamientos, es decir, ceñirse al mandato de la Ley.
   
También es oportuno que las autoridades municipales elaboren programas sociales, económicos, culturales, deportivos y educativos que definen con claridad el destino e inversiones de las partidas económicas que reciben, ya que es determinante para confiar en quienes dirigen a los cabildos.
  
Descentralizar al Estado implica favorecer a la colectividad con la expansión del Presupuesto Nacional en igualdad de condiciones, en atención a un sistema político que se sustente en la democracia y la legitimidad, puesto de que ese modo habrá justicia social en República Dominicana.
   
Que se democratice y descentralice el Presupuesto de Ley  y Gastos Públicos, esa es la misión que debe guiar una cruzada con el objetivo de lograr un trato justo a los gobiernos locales.
    
A empoderarse, entonces, para reclamar una retribución igualitaria del Presupuesto Nacional.

Sagrada posición del Papa Francisco


La Iglesia Católica no puede tolerar ni ocultar los abusos sexuales que practican cardenales, arzobispos, obispos y sacerdotes contra menores de edad; su deber es preservar la fe cristiana, la verdad y la justicia.
   
Por eso debe sancionar con drasticidad a los pederastas, porque es la forma de garantizar que la humanidad confíe en quienes son responsables de predicar con la palabra de Dios.
   
Satisface la posición del Papa Francisco, quien proclamó que la Iglesia Católica no encubrirá a violadores y, por el contrario aplicará castigos severos porque en el clericalismo son inaceptables esos delitos.

¡Qué se conserve la iglesia y la dignidad humana!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.