20 Agosto 2018 2:56 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Fortaleza San Luis: emblema nacional

ACTUALIZADO 05.08.2018 - 5:08 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Convertir la “Fortaleza San Luis” en parqueo vehicular, como proponen quienes persiguen intereses lucrativos, sería un desatino y una afrenta contra la historia, la cultura dominicana e identidad nacional.
   
La “Fortaleza San Luis” es un símbolo histórico y expresión de la valentía de quienes se consagraron a luchar por la soberanía, libertad e independencia de República Dominicana, por tanto, es inadmisible que se traspase al sector privado con fines comerciales.
   
Como muy bien proclama el académico, historiador e intelectual Edwin Espinal, los bienes pertenecientes al patrimonio cultural de la nación son intransmisibles e inalienables, conforme al artículo 64 de la Constitución de la República.
   
El Estado no puede ceder la propiedad del baluarte histórico situado en el Primer Santiago de América, ya que violaría la Carta Magna y enajenaría la historia y la cultura del pueblo.
   
Asimismo, hay que recordar que en el año 1991, a través de un decreto, el Poder Ejecutivo declaró como patrimonio nacional a la fortificación, lo que permite establecer que es  un lugar sagrado e intangible.
  
Además, privatizar a la “Fortaleza San Luis” sería absurdo, en razón de que se impulsa un proyecto para transformar a  Santiago en un polo turístico, y este acervo histórico-cultural es una sólida fuente de atracción para turistas nacionales y extranjeros.
   
Incluso, es pertinente que el Gobierno Central traslade del alcázar la Dirección Nacional de Control de Drogas, Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESSET), Comando Conjunto del Ministerio de Defensa, entre otras instituciones estatales que funcionan en el mismo, ya que el área solo debe ser un escenario para las artes, la cultura y la historia.
   
La “Fortaleza San Luis” es intocable, por consiguiente, es responsabilidad de las autoridades preservarla como patrimonio del Estado, porque es una de las edificaciones más importantes de Santiago de los Caballeros y fue una estructura militar vital en la protección de la ciudad y del Valle del Cibao.
   
También, este fuerte construido a principios del siglo XIX fue escenario de múltiples combates durante la “Guerra de la Restauración”, otra muestra que evidencia que hay que protegerlo como uno de los bienes sagrados de la nación.
¡Qué se preserve a la “Fortaleza San Luis” como símbolo de la dominicanidad!

Año escolar: un dolor de cabeza


El inicio del año escolar, el cual comienza con las inscripciones y la compra de útiles, uniformes y calzados,  constituye un dolor de cabeza para las familias de medianos y bajos ingresos, debido al encarecimiento que disminuye el poder adquisitivo de la población.
   
Resulta difícil para las familias de las clases media y obrera, así como a quienes se desenvuelven en la economía informal, preparar a niños y jóvenes para el regreso a clase, porque la inflación limita el rendimiento de sus “pírricos” recursos.
   
Ahora el proceso se encarece mucho más, porque  es la época de la tecnología y hay que adquirir equipos tecnológicos como laptops, tablets, entre otras herramientas, las que son muy costosas.
   
Es tiempo de que el Estado libere de impuestos los utensilios escolares, para abaratar sus costos y facilitar el acceso de los pobres a la educación.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.