24 Junio 2018 8:30 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Modernidad vial

ACTUALIZADO 08.06.2018 - 11:34 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Un sistema vial moderno contribuye con el crecimiento sostenible de los pueblos, el desarrollo humano y la dinamización de la economía, por tanto, es importante que los estados inviertan recursos en la instalación de infraestructuras que estén acorde con la evolución de las sociedades.

    La construcción de autovías, autopistas y carreteras espaciosas, con los carriles necesarios para la circulación vehicular segura y rápida, bien señalizadas y con plena seguridad, garantiza que el transporte y el tránsito se desarrollen en armonía con todos los sectores que conforman la sociedad.

    Además, propicia el aprovechamiento del tiempo, ahorro de combustibles, dinamización de la producción, disminución de accidentes trágicos, eliminación de los tapones y protección para quienes se desplazan por las vías terrestres; en fin, es una columna clave para impulsar el desarrollo de las naciones.

    Es por eso que hay que ponderar la decisión del Gobierno Central, por intermedio de Obras Públicas, de   construir  una terminal de pasajeros del Cibao y una nueva línea de Teleférico para los municipios de Santo Domingo Oeste y Los Alcarrizos.

    Con estos proyectos se erradicará el desorden que caracteriza el tránsito desde Los Alcarrizos hasta el centro de la capital, porque es un dolor de cabeza cruzar las calles y avenidas con acceso al casco urbano del Distrito Nacional y el Gran Santo Domingo.
    Hoy día el gran desafío es asegurar una movilidad vial efectiva, descongestionada y que responda a la modernización de la comunicación terrestre, porque es la base para crecer y desarrollarse de manera sostenible.

    También es importante promover un programa de educación y orientación vial para concienciar a los ciudadanos sobre la necesidad de cuidar las estructuras físicas, manejar con comedimiento y sujetar su accionar a las leyes que regulan el tránsito y el transporte en el país.
    Se han especializado ocho mil millones de pesos para obras puntuales en materia de transporte y tránsito, pero esos recursos se recuperarán en un plazo prudente, debido a que causarán impacto en la economía, productividad y en la vida humana.
    República Dominicana requiere buenos puentes, excelentes carreteras y de un parque vehicular con unidades motorizadas en óptimas condiciones, en vista de que es factible para el pleno despegue de un proceso evolutivo, el cual es esencial en aras de superar el atraso y el subdesarrollo.

    Por eso, la puesta en marcha de la instalación el teleférico en Los Alcarrizos,  y de una terminal que permitirá la interconexión de las 14 provincias del Cibao con la capital, constituyen operaciones que incidirán en la evolución del tránsito y el transporte, así como de la sociedad en general.

    Estas obras despiertan optimismo y positividad, ya que serán determinantes para avanzar hacia el progreso integral.

Violencia incontrolable

    La violencia intrafamiliar se torna incontrolable, porque cada día se multiplican los feminicidios que dejan dolor, luto, tristeza, así como cientos de niños y adolescentes huérfanos.

    Muestras de esta dramática realidad se registraron en Dajabón, La Vega y San Pedro de Macorís, en cuyas localidades fueron asesinadas cuatro mujeres en 48 horas.
Urge sustituir la violencia por el amor, en busca de la paz familiar.












0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.