16 Diciembre 2018 7:08 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Crímenes horrendos

ACTUALIZADO 15.04.2018 - 4:39 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Ha conmovido al mundo, sobre todo a Centroamérica, el Caribe y Latinoamérica, el asesinato de dos periodistas y un chofer, crímenes horrendos ejecutados por narcoterroristas en Colombia. Las víctimas, quienes formaban parte del personal del diario El Comercio de Ecuador, fueron raptadas en la línea fronteriza con Colombia y sometidas a torturas.
   
El periodista Javier Ortega, el fotoperiodista  Raúl Rivas y el conductor  Efraín Segarra, fueron martirizados con sadismo, acción criminal que ha convulsionado a los pueblos de la región.
   
Desarrollar el ejercicio periodístico basado en principios éticos, investigación, seriedad y veracidad tiene un alto riesgo, que incluye la muerte; eso fue lo que le ocurrió a los periodistas ecuatorianos, quienes fueron fusilados por hacer una comunicación social con responsabilidad.
   
Periodistas latinoamericanos son acosados por narcoterroristas, muchos son acribillados, y el ejemplo más dramático se palpa en México, donde cada año son asesinados decenas de profesionales de la comunicación.
   
El periodismo crítico tiene muchos enemigos, debido a  que hay grupos de poder social, político y económico que bloquean las informaciones objetivas para evitar que se desentrañen operaciones dolosas como narcotráfico, lavado de dinero, corrupción y sicariato en las cuales están vinculados.
   
No obstante, los comunicadores no pueden amedrentarse por los actos horrorosos en su contra, sino que deben afianzar su misión para contribuir con el adecentamiento de las sociedades y fortalecimiento de la democracia.
   
Se repudia la muerte de los periodistas ecuatorianos, y se aboga porque las autoridades colombianas y ecuatorianas sumen esfuerzos y voluntades para capturar a los culpables de los asesinatos, a fin de que se le aplique todo el peso de la ley.
   
Paz a los restos y gloria eterna para los espíritus de los periodistas asesinados.

Diario El Caribe


En las páginas del diario El Caribe, la prensa dominicana tiene una clara expresión del periodismo comprometido con las mejores causas de la nación, cuya tarea ha sido asumida con responsabilidad durante 70 años, por varias generaciones de empresarios, ejecutivos periodísticos y periodistas.
   
El Caribe ha jugado roles estelares en defensa de la libertad y la libre expresión del pensamiento; ha sido soporte de preservación del sistema político democrático.
   
Cada pulgada de sus páginas se convierte en un espacio que afianza al diarismo dominicano, porque se conjugan con destreza información, opinión e investigación, tres géneros periodísticos que permiten informar, orientar y formar a los ciudadanos.
   
Editorialistas, columnistas y periodistas transforman al diario El Caribe en escenario de debates, porque se exponen temas con plena libertad de cuestionamiento a  quienes controlan  las estructuras políticas, sociales y económicas con métodos que se distancian de la Constitución, la jurisprudencia y el bienestar de la colectividad.
   
LA INFORMACIÓN congratula a la familia de El Caribe, por intermedio de su versado director Osvaldo Santana, así como sus propietarios Manuel Estrella y Félix García.
   
Brindamos por los éxitos cosechados por quienes han hecho posible la edición cotidiana del rotativo durante siete décadas, debido a que el diario es un referente ético de la prensa nacional.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.