22 Junio 2018 8:57 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Diálogo esperanzador

ACTUALIZADO 04.03.2018 - 4:26 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Conforta que las autoridades del Ministerio de Educación y los dirigentes de la Asociación Dominicana de Profesores decidieran sentarse este lunes en la mesa del diálogo, en procura de superar el conflicto que ha provocado una confrontación, luego de la designación de los 18 directores regionales en los distritos escolares del país.
   
Se presentará hoy una gran oportunidad para que los representantes del Gobierno y de los maestros reflexionen y adquieran consciencia de actuar con madurez y sensatez, a fin de comprometerse con la aplicación de métodos pedagógicos científicos que garanticen procesos de enseñanza con calidad.
   
Tranquiliza la disposición de los actores del sistema educativo de conversar, esto constituye un paso civilizado, con el objetivo de ponerse de acuerdo en aras de asegurar el desarrollo del año escolar 2017-2018 sin traumas.

Funcionarios oficiales y dirigentes de  la ADP deben enfocarse en ejecutar programas eficaces para impregnarle cualidad a la educación, aprovechar al máximo el 4 % del Producto Interno Bruto a la Educción, acoger a profesionales preparados en la materia y trabajar unidos en la consecución de la evolución de la enseñanza.
   
El arquitecto Andrés Navarro, ministro de Educación; y Eduardo Hidalgo, presidente de la ADP, están compelidos a comprender e interpretar los retos que tienen por delante para  asegurar que los centros escolares se conviertan en escenarios para  promover conocimientos, sabiduría, cultura, principios éticos e inteligencia, factores claves en la formación íntegra y con calidad de estudiantes y profesionales.
   
Los pueblos y las sociedades requieren de seres humanos adiestrados y con integridad para experimentar el desarrollo sostenible, porque solo de ese modo podrán evolucionar a la par con los avances de las ciencias.
   
Cada segundo de clase que se pierde es irrecuperable, por tanto, es imprescindible que autoridades y profesores aúnen voluntades en la búsqueda de que todos los programas docentes se efectúen sin contratiempos.
   
República Dominicana, pequeña nación subdesarrollada o en vías de desarrollo, necesita de hombres y mujeres forjados en conocimientos e inteligencia para rebasar el atraso.
   
Ojalá que el espíritu constructivo se imponga en el coloquio entre delegados del Gobierno y de la ADP, porque es determinante para exponer ideas en la búsqueda de un pacto por una educación cualificada, en razón de que solo de esa manera se producirán los cambios que se necesitan en el país.

Que florezcan el raciocinio, la verdad y el patriotismo, por una mejor educación en República Dominicana.


Buenos augurios


Satisface la decisión del Ministerio de Educación de someter a los 18 nuevos directores de los distritos escolares, a una intensa jornada de formación y capacitación, como parte de una filosofía de adiestramiento para que cumplan a cabalidad con la tarea de guiar con aciertos el proceso de enseñanza-aprendizaje.
   
El país necesita de gerentes y docentes con vocación, profesionalidad y voluntad de trabajar por una educación excelente, por eso la inversión en la preparación de los recursos humanos es muy atinada.
   
Los funcionarios deben mostrar  sinergia e inteligencia para influir en la transformación del sistema educativo, la clave para el desarrollo integrado de la sociedad.

A trabajar con amor por la excelencia de la educación.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.