18 Septiembre 2018 7:00 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Preocupa embarazos en adolescentes

ACTUALIZADO 02.03.2018 - 5:07 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Ayer, reunidos en Washington, el pleno de los representantes de la Organización Mundial de la Salud (OPS), la Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), UNICEF y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) presentaron un informe que coloca a la América Latina y el Caribe con la segunda mayor tasa de embarazo adolescente en el mundo.
   
La República Dominicana figura junto a Guyana con la tasa más elevada: un 22 %. Alarmante el dato reiterativo de una  problemática compleja, que viene repitiéndose, y  que si bien sabemos está directamente relacionada con la pobreza, el desempleo, el subempleo, la falta de educación, las crecientes migraciones de la población rural a los barrios empobrecidos de la periferia de las ciudades principales, con su insalubridad y carencia de verdaderos proyectos de promoción y desarrollo juvenil, junto a la ausencia de programas de educación sexual científicos y funcionales en las escuelas, fundamentados en valores y humanismo, no debe sorprendernos el dato que sitúa nueva vez, a la República Dominicana entre los países de Latinoamérica con la tasa más alta de adolescentes embarazadas.
   
¡Qué doloroso! Vidas que cambian totalmente, de adolescentes que deben dejar la escuela y su preparación de cara al futuro para vencer las desigualdades y alcanzar una vida mejor y más digna, en un país donde la paradoja es que las familias de menores recursos económicos, son las que se ven más afectadas por el problema del embarazo adolescente, en razón de que en las escuelas del sector privado, es más amplia la cobertura de este tipo de programas, que llegan a los jóvenes por medio de programas específicos, charlas, orientación a a los jóvenes etc.
   
Los organismos del Estado encargados de diseñar las políticas públicas que deberán resolver los problemas nacionales, buscando cumplir su misión de lograr la felicidad el bienestar de todos y todas los dominicanos, deben colocar como una prioridad de la agenda nacional el  problema del embarazo adolescente.
   
Es imprescindible dinamizar el marco legislativo para disminuir la alarmante tasa, creando los programas de educación y salud pertinentes que logren disminuir la alarmante tasa que se presenta a nivel nacional. Recordemos que  el embarazo a temprana edad afecta la salud de las adolescentes, aumentando el riesgo de muerte. “Mientras que, en el mundo en desarrollo, el riesgo de morir por complicaciones derivadas del embarazo y el parto es de 1 en 76, en el mundo industrializado ese riesgo es de 1 en 8,000”.
   
Sin lugar a dudas, el vínculo pobreza y embarazo adolescente es un obstáculo para que la República Dominicana alcance el anhelado desarrollo económico, la paz, y la justicia social.

Escáneres e impunidad


Ahora resulta que los escáneres que compraron las autoridades anteriores de la Junta Central Electoral registran deficiencia tecnológica, por tanto, el pleno de la JCE descarta su utilización en las elecciones que se celebrarán en el año 2020.    
   
Es lamentable que los equipos adquiridos con una inversión por varios millones de dólares, sean inservibles y que en menos de dos años se tengan que lanzar al zafacón.
   
Procede una investigación seria sobre la situación, porque los responsables de una transacción que ha resultado una estafa contra el Estado, deben ser sancionados con drasticidad.

No más impunidad, que se aplique justicia con severidad.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.