20 Febrero 2018 11:32 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Proyecto minero: oportunidad o amenaza

ACTUALIZADO 12.02.2018 - 11:39 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El proyecto de explotación de la mina de oro en San Juan de la Maguana ha levantado nuevamente la controversia ambientalista. El anuncio de la explotación de esa mina, cuyo valor publicado asciende a tan solo unos 500 millones de dólares a extraer de forma subterránea durante unos 7 años y de los cuales le tocarían al Estado poco más de 200 millones en ese período, ha levantado el debate entre los oficialistas que defienden esa explotación arguyendo que no encierra peligro alguno para el medio ambiente, y los ambientalistas que la rechazan bajo el alegato de que constituye una amenaza para el medio ambiente, especialmente para la agricultura del “granero del Sur” y para la conservación del agua.
   
Varios sectores y personalidades se han pronunciado en contra de ese proyecto entre ellos el Obispo de San Juan, quien expresó de forma categórica que “el oro de SJM es el agua”, con lo cual descalifica la bondad del referido proyecto. Esas expresiones han motivado la manifestación en contra de la iniciativa, al tiempo que se ha hecho evidente la poca transparencia sobre el proyecto lo que alimenta el sentimiento de rechazo e indignación. Es poco lo que se sabe y es mucho el descreimiento de la población, como consecuencia de la escasa o ninguna socialización del proyecto.
   
Queda la sensación de que se trata de otro engaño al país de parte de autoridades e inversionistas extranjeros que vienen al país solo con el interés de llevarse la riqueza minera que existe en el subsuelo dominicano, dejando un gran pasivo ambiental. Esa es la lección que han dejado las explotaciones mineras que se han llevado a cabo en la isla, y que han justificado una mentalidad colectiva en contra de ese tipo de inversión, sin que se repare en el radicalismo a veces irracional de esa actitud, pero con razón.  
  
Por eso es de toda necesidad que el país cuente con un “mapeo” y con informaciones creíbles, que indiquen dónde se pueden hacer explotaciones mineras y dónde no, y en cuáles condiciones, que siempre deben favorecer el interés nacional por encima del interés de los capitales “buitres”. Tal como lo planteara en su momento el expresidente Correa en Ecuador, cuyo ejemplo debe servir de referencia para nuestras autoridades.
   
La situación creada que se vislumbra como una amenaza y que ha justificado manifestaciones de protesta y rechazo, sin embargo parece que podría ser aprovechada como una buena “oportunidad” para los políticos opositores al grupo gobernante. Esto quedó en evidencia en la ultima manifestación ciudadana celebrada en SJM, donde llamó la atención la presencia de varios altos dirigentes del partido de Gobierno de la corriente del expresidente Fernández, lo que podría significar que el rechazo al proyecto de la mina de oro de San Juan, es una “buena oportunidad” para que ese grupo manifieste su voluntad  de encabezar el amplio frente opositor contra la reelección. El hecho revelaría la decisión de esa corriente de colocarse en la acera de la oposición en contra del plan oficial de la reelección.

¡El rechazo a la mina de SJM, entonces, podría ser una “oportunidad de oro” contra la reelección!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords