18 Agosto 2018 12:14 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Retroceso en Ecuador

ACTUALIZADO 05.02.2018 - 7:36 pm

1 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La implantación de la economía de Mercado en su fase neoliberal, en la América Latina produjo como respuesta un movimiento emancipador y de confrontación con los países hegemónicos del capitalismo. Esa confrontación dio lugar a un nuevo esquema político que intenta construir en América Latina la nueva versión del llamado “Socialismo del Siglo XXI”.
   
Ese nuevo esquema pretendidamente liberador y progresista lo protagonizaron Venezuela con Chávez y Brasil con Lula, al que se fueron integrando países como Ecuador con Correa, Bolivia con Evo Morales, Argentina con los Kirchner, Nicaragua con Ortega y Cuba con los Castro. También se han asociado países como El Salvador, Paraguay y en cierta medida República Dominicana con Fernández y Medina, este último especialmente a través de su vinculación con Lula y la Odebrecht.
   
En la época de Chávez el “movimiento bolivariano” como se le llama en Venezuela y otros países de Sudamérica, el “Socialismo del Siglo XXI” alcanzó un fuerte auge en el plano internacional, al constituir organismos de integración regional como el ALBA, la CELAC y otros que le dieron legitimidad y fortaleza entre los países de la región.
   
Frente a ese empuje el Imperio como cabeza del gobierno global pareció a la defensiva, tratando de imponer nuevos esquemas de integración regional y global, algunos de los cuales fueron bloqueados por el avance del esquema emancipador de “Socialismo del Siglo XXI”. Sin embargo, con la muerte de Chávez y especialmente con el descubrimiento del esquema competidor de las multinacionales brasileñas encabezadas por la Odebrecht, el Imperio redefinió su estrategia con los países de la región promoviendo la estrategia de los “golpes blandos” y la “judicialización de la política”.
   
Bajo esa nueva orientación internacional, los EEUU en América Latina comenzaron a desmantelar las estructuras de la estrategia sudamericana. De esa forma cayó Honduras con Zelaya, lo mismo pasó en Paraguay con el Obispo Lugo. Luego aprovechando las derechas argentinas, se pudo desplazar electoralmente a los Kirchner. Y en todos esos lugares se restablecieron gobiernos neoliberales y conservadores o dictatoriales.
   
Con el descubrimiento de la estrategia de las multinacionales brasileñas, especialmente de la Odebrecht, cayeron los gobiernos del “lulismo” en el gigante del Sur, y se persigue a Cristina Fernández en Argentina y al propio Lula, se acosa al chavismo de Maduro en Venezuela y ahora se persigue a los líderes del movimiento ecuatoriano de la “Revolución Democrática” encabezado por Correa. Esa persecución se lleva a cabo a través de uno de los suyos, el Presidente Moreno, quien luego de traicionarlo, amenaza con enjuiciarlo, con la intención de anularlo como posible candidato en las próximas elecciones. Parte de ese propósito ha sido la destitución y apresamiento del Vicepresidente Glass y la consulta popular del “Si y el No” que ha ganado Moreno contra Correa, aunque individualmente el nuevo movimiento de Correa exhibió una gran fortaleza.
   
Todos esos hechos ponen al descubierto el retroceso del “Socialismo del Siglo XXI” y sus serias limitaciones, así como la capacidad del Imperio para conservar su hegemonía a través del control de los mercados  y de su gran poder militar para imponerse.

¡Démosle seguimiento a la confrontación Imperio-“Socialismo del Siglo XXI”!


1 comentario(s)


  • 1

    Miriam Peña

    06.02.2018 - 9:44 am

    Es un irrespeto a la determinación de esos pueblos llamar retroceso su libre eleccion sencillamente porque no me agrada. No ha habido denuncia de elecciones amañadas en lo cambios que menciona el editorialista. Sencillamente hay: Hartazgo. Los socialistas son muy buenos teoricamente y vendiendo ideas, a la hora de ponerlas en práctica se vuelven arrogantes, engreidos y se olvidan que quien los puso tiene derecho y libertad para quitarlos. Prometen mucho, a veces realizan algo, al fin terminan haciendo lo mismo que le criticaban al capitalismo, una vez arriba hacen lo que sea para perpetuarse en el poder, no llenan las espectativas igual que antes, corrupcion,falta de oportunidad, hambre, una elite o club de amigos haciendo anillos palaciegos. Si estan fuera critican el continuismo y si son ellos, es una necesidad. Sino aquí estariamos diciendo: Trujillo es una necesidad o Balaguer sin ti se hunde este pais. C/pais mencionado eligio libremente su gobernante. Pueden hacerlo!


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.