18 Septiembre 2018 8:02 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Ciudadanía responsable

ACTUALIZADO 07.01.2018 - 8:21 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En nuestra sociedad hay muchas personas que desconocen la importancia y el significado de ciudadanía en el campo de la política, por eso son pasivas ante los problemas sociales y económicos que abaten a la población.
   
Ciudadanía es la máxima categoría política del hombre y la mujer, en atención al concepto filosófico de Platón, uno de los grandes sabios de la antigua Grecia; esa condición hay que ejercerla con responsabilidad para edificar una democracia representativa y participativa.
   
Apena que dominicanos se limiten a ser ciudadanos  para elegir a los gobernantes, con la agravante que acuden a las urnas a escoger a quienes son sus verdugos, porque les otorgan el poder a “políticos” que desgobiernan.
   
Durante este 2018, los ciudadanos dominicanos deben encarar los retos que se le presentan para obligar a quienes controlan los poderes a respetar la Constitución y coadyuvar a instalar un sistema político democrático en República Dominicana.
   
Se requiere de consciencia y de una actitud crítica en procura de sancionar a quienes se apartan de los principios éticos, valores morales y de la política como ciencia, porque cada individuo debe sujetar su accionar en el amor por la Patria.
   
Raciocinio, sensatez y madurez son características esenciales para ser un buen ciudadano, por tanto, en este nuevo año es un desafío acogerlas como normas que regulen el comportamiento de los gobernados.
   
Ciudadanía responsable debe basarse en una militancia activa y patriótica en procura de luchar por justicia social y el bien común; esa tarea es vital por una mejor nación.
   
Es oportuno que los ciudadanos se empoderen e influyan en la formación de partidos políticos distintos a los tradicionales, así como la escogencia de líderes con vocación de servicio y la voluntad de trabajar por y para el pueblo.
   
También, es un deber ciudadano combatir la corrupción, el clientelismo, el transfuguismo, prácticas que desnaturalizan la política.
   
El ciudadano es portador de derechos y deberes,  mandatos constitucionales que debe articular por la construcción de una República Dominicana habitable, sostenible y saludable.
   
Superar el estado pasivo es un compromiso de los ciudadanos, porque es la forma de transformarse en actores protagónicos en la cimentación de un régimen social, político y económico justo y humano.
   
Procede, entonces, que los ciudadanos  dominicanos asuman con firmeza en este 2018, y por siempre, los retos en aras de lograr el fin primordial de los seres humanos: la felicidad.

Encarecimiento

El coste de la vida se encarece cada día más, situación que incide en la disminución de la capacidad de compra de la mayoría de las familias dominicanas; la inflación en el inicio del nuevo año perjudica a los sectores más necesitados del país.
   
Subidas exorbitantes de los combustibles y alza de la prima del dólar provocan alzas en los alimentos y productos de consumo masivo; este 2018 ha comenzado con serias dificultades, porque la gente no puede adquirir  lo necesario para alimentarse adecuadamente.
   
Esto se traduce en el deterioro de las condiciones de vida de los dominicanos, quienes sobreviven en medio de un ambiente tétrico e inhumano; esa realidad advierte un  futuro incierto.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.