19 Noviembre 2017 12:20 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Entendimiento por la salud

ACTUALIZADO 12.11.2017 - 11:00 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Las adversidades que trastornan la asistencia médica a millones de dominicanos en los hospitales públicos deben superarse con urgencia, a fin de prevenir,  controlar y curar las enfermedades que destruyen el organismo humano.
   
Hoy día el sistema sanitario está plagado de contratiempos, situación que se expresa en el alto índice de mortandad materno-infantil por causas prevenibles, virus como dengue, chickunguya, sika, procesos gripales y cólera.
   
El cuadro es deprimente, porque cada día los enfermos tienen pocas posibilidades de sobrevivir, y porque tampoco se aplican programas orientados a garantizar una adecuada atención sanitaria en los hospitales públicos.
   
Ante esta dramática realidad, los actores que convergen en el sistema de salud, en especial médicos y autoridades del Gobierno, deben asumir con responsabilidad los retos en procura de asegurar servicios con calidad por la salubridad de los dominicanos.
   
Se impone, entonces, que los directivos del Colegio Médico Dominicano y los funcionarios del Ministerio de Salud Pública reflexionen y adquieran consciencia de la importancia de sentarse a conversar por la sanidad de la población nacional.
   
Para lograr acuerdos satisfactorios es indispensable que la sensatez, madurez, vocación de servicio y la voluntad de trabajar en favor de la colectividad regulen el comportamiento de quienes están en el deber de proteger a la gente de los embates de las afecciones.
   
Hay que sustituir la confrontación por el diálogo, porque solo de esa manera se actuará con civilidad por el bien común.
   
Es preciso aunar esfuerzos en la búsqueda de rebasar la precariedad del sistema de salud, porque es imprescindible tener una población sana para incorporarse y concentrarse  a la producción, la educación y todo cuanto influya en el desarrollo sostenible de la sociedad dominicana.
   
Urge que los galenos suplanten el recurso de la huelga por la palabra y demuestren en el pragmatismo el juramento hipocrático, en cual establece que su ejercicio profesional en el campo de la medicina debe nutrirse en los principios éticos; y las autoridades sustituir la arrogancia, apatía e indiferencia por acciones concretas que den respuestas a las necesidades del personal médico y paramédico, así como la demanda de salud de los sectores vulnerables.
   
Tanto el Gobierno como el Colegio Médico Dominicano deben obrar por un sistema sanitario justo y humano, ese es el reto que tienen por delante quienes tienen la sagrada misión de combatir las dolencias por la salud de los dominicanos.

A trabajar, pues, por un régimen de salubridad eficaz.

Diálogo en busca de la paz


Representantes del Gobierno de Venezuela y de los partidos de oposición retomarán en República Dominicana, el próximo miércoles, el camino del diálogo en busca de un entendimiento para superar los conflictos que generan la violencia que atormenta a las familias que pueblan esa nación.
   
Es clave que las partes se desprendan de sus intereses particulares y coloquen en primer plano el amor patrio, porque es el primer paso en aras de comprometerse con la edificación de una democracia plena.
   
Se anhela que se suscriba un pacto por la paz en Venezuela, porque solo así habrá convivencia pacífica.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords