21 Noviembre 2017 11:18 PM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Buena iniciativa

ACTUALIZADO 13.09.2017 - 10:27 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El Gobierno dominicano en la persona del Presidente Medina y el Exjefe del Gobierno de España, Rodríguez Zapatero, han convocado al Gobierno y a la oposición de Venezuela a un encuentro en nuestro país, en el cual se explorarán las posibilidades de reiniciar el diálogo entre las partes en conflicto que permita la solución a la crisis política que ha desestabilizado la vida social, económica y política de ese hermano país sudamericano y caribeño.
   
La iniciativa abre una oportunidad no solo para que Gobierno y oposición de ese país puedan con franqueza y objetividad llegar a una comprensión de la tirante situación, sino que a la vez constituye una excelente ocasión para que el Gobierno dominicano pueda capear el problema que más le tormenta como lo es el expediente de Odebrecht, que ha motivado que en el país haya emergido una movilización social como la “Marcha Verde” que hasta ahora había estado dormida por efecto del “gran cambio”, el cual había acomodado y conformado a la gran población.
   
El diálogo entre oposición y el Gobierno de Venezuela es sumamente difícil, porque no se trata de un diferendo motivado por la lucha por el poder, que en un clima institucional de democracia clásica y estable, puede desembocar en un Pacto Institucional. El conflicto de que se trata es más profundo porque emana de una concepción sobre la sociedad y del Estado, la del Gobierno, que intenta establecer un nuevo modelo político-social fundamentado en el socialismo, que de establecerse en Venezuela encierra la eliminación del sistema capitalista basado en la institucionalidad del Mercado y en una democracia capitalista, y con ello tendría que desaparecer la clase burguesa dominante. Y esa institucionalidad que le da vida a la clase dominante capitalista es lo que mueve a la oposición, en su lucha por sobrevivir. Se trata de una dialéctica de vida o muerte.
   
Sin embargo, el proceso debe pasar por un proceso de  transición, dentro del cual podrían caber fórmulas de cohabitación que pudieran explorarse en el encuentro y diálogo en República Dominicana, sobre todo tomando como referencia las tendencias contemporáneas que se han dado en países como China y Vietnam, países dominados por partidos comunistas que dominan el Estado, pero que permiten la vigencia del Mercado y las empresas capitalistas, naturalmente dentro de un marco regulatorio, que evite las tendencias negativas del monopolio privado y la concentración de la riqueza.
   
Tal vez por ahí el diálogo en República Dominicana entre Gobierno y oposición venezolanos, pueda arrojar luz en la búsqueda de solución a un conflicto que dialécticamente aparenta irreconciliable.  

¡Qué Dios lo quiera y los bendiga!

Delincuencia atrevida


La delincuencia y la criminalidad “prosiguen su agitado curso” sin que nada lo detenga y ya no solo flagelan a la población indefensa, sino que tienen el atrevimiento de atacar y asaltar a la alta oficialía de la propia Policía Nacional. Así lo revela el asalto de que fuera objeto el General Rhommel López en su residencia en Santo Domingo, de donde los delincuentes sustrajeron armas y otros objetos.

¡Qué más falta!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords