24 Septiembre 2017 10:15 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Bajo el temor de Irma

ACTUALIZADO 07.09.2017 - 5:15 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El poderoso ciclón Irma mantuvo bajo el temor a la población dominicana. Esos temores se vieron aliviados, al fenómeno desplazarse más hacia el norte del litoral del país, luego de azotar más cerca de sus costas a la isla de Puerto Rico y luego de haber destrozado varias islas de las Antillas Menores, donde los daños fueron cuantiosos. En Puerto Rico las lluvias fueron más cuantiosas provocando inundaciones, mientras los servicios de luz eléctrica y de agua se vieron interrumpidos, según los reportes.
   
La costa dominicana se mantuvo este pasado jueves bajo las ráfagas huracanadas del evento natural, con lluvias intermitentes que de permanecer por largas horas podrían producir inundaciones en algunos puntos, así como deslaves. Será para hoy viernes que las autoridades podrán evaluar los daños causados en vidas, y en las obras viales, puentes, viviendas, acueductos, servicio eléctrico y damnificados.
   
Pero en todo caso, dado el giro afortunado que se produjo en la traslación del  potente huracán, parece que el país habrá salido mucho más bien de lo que se temía. Sirva la experiencia para que el país y su Gobierno hayan consolidado su aprendizaje en la prevención y manejo de estos peligrosos eventos naturales, que en otras ocasiones han provocado graves daños al país, tanto en lo material como  en vida humana.
   
Cabe destacar, el buen servicio rendido a la comunidad nacional por la red de los medios de comunicación, informando sobre todo sobre la trayectoria del fenómeno natural, sobre los operativos de las autoridades y sobre los cuidados que debió observar la población.

¡Qué Dios nos siga protegiendo!

Emilio Peralta: Inmemoriam


Santiago vio partir el fin de semana pasado al reputado profesional Emilio Peralta. Ingeniero civil graduado de la UASD, realizó estudios de maestría en hidráulica en universidades de los EE.UU. Al integrarse al país comenzó a trabajar en el INDRHI y luego en el CENDA, Centro de Investigación Agrícola incorporado en el ISA, dedicando gran parte de su tiempo a la investigación y extensión agrícola, para la introducción de nuevas técnicas para la modernización de la agricultura dominicana.
   
Combinó esas labores con el ejercicio profesional de la ingeniería, conformando la empresa de construcción de la INCCO, junto a otros reconocidos profesionales del área. También participó en la construcción de grandes obras urbanas en Santiago y Santo Domingo, además de grandes presas hidroeléctricas del país.
   
Su vasta experiencia y su vocación por el medio ambiente, en especial por el manejo integral de cuencas, lo llevaron a acumular profundos conocimientos que los plasmó, como legado, en importantes obras técnico-científicas, así como en múltiples artículos de opinión, que lo convirtieron en una referencia obligada en esa importante temática para el país. Asimismo, rindió valiosos servicios dentro del Consejo de CORAASAN, en la Asociación para el Desarrollo Inc., donde fundara el Consejo de Ordenamiento (CONORDEN) y en el Plan Estratégico, por lo que en justicia debió merecer el reconocimiento de Munícipe Distinguido de Santiago.

¡Qué en Paz descanse Millo Peralta!



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords