21 Enero 2019 2:12 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Unidad contra el crimen organizado en RD

ACTUALIZADO 20.01.2019 - 4:42 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La sorpresiva renuncia del presidente de la Dirección Nacional de Control  de Drogas, mayor general José Eugenio Matos de la Cruz, quien se opone a que el Ministerio Público asuma el mando de los operativos contra el narcotráfico, revela la confrontación entre funcionarios y el pugilato por el protagonismo, actitud que dificulta combatir con eficacia a quienes dirigen el crimen organizado en República Dominicana.
   
Es preocupante la falta de coordinación entre quienes están al frente de las instituciones responsables de batallar contra grupos antisociales, porque eso facilita la operatividad de los delincuentes que causan terror en el país.
   
Hoy día se registra un crecimiento del crimen organizado, sobre todo del narcotráfico, por tanto, es un momento para que las autoridades tengan conciencia de cuál es su papel en procura de frenar la criminalidad por la tranquilidad de la población.
   
Se requiere unidad, compromiso y responsabilidad para emprender acciones contundentes contra las operaciones delictivas y crear mecanismos efectivos contra el narco, lavado de dinero, asesinatos por encargo, asaltos, robos y otras manifestaciones delincuenciales; ese es el reto del Gobierno como guía del Estado.
   
Además, es pertinente detectar a oficiales y funcionarios civiles que podrían tener conexiones con narcotraficantes y otros mafiosos, a fin de separarlos de la administración pública y de esa manera desarticular esos “brazos” de enlaces en los estamentos estatales, ya que solo así se evitará el uso del poder para ejecutar transacciones ilícitas.
  
Todo cuanto represente una amenaza para la seguridad nacional y la tranquilidad de los dominicanos, debe ser enfrentado con energía porque la sociedad no puede estar a merced de pandilleros y criminales.
   
Reflexionar ante esta problemática es un ejercicio que deben practicar los responsables de luchar contra el crimen, debido a que de esa forma podrán comprender e interpretar la magnitud del crimen organizado y, en consecuencia, podrán entender con claridad el rol que deben desempeñar, en la búsqueda de salvaguardar el orden institucional y la paz social.
   
Oficiales de la Policía Nacional e institutos castrenses, funcionarios civiles y la Sociedad Civil deben aunar esfuerzos y voluntades alrededor de una agenda común contra el crimen organizado; esa es una fórmula idónea contra los malhechores comunes y los delincuentes de “cuello blanco”, porque la unión de todos los sectores es clave para combatir a los “forajidos”.
   
¿Qué impide que se actúe al unísono contra los narcotraficantes y demás escorias que atemorizan a la población? Hay que superar el miedo y trabajar con firmeza por el sosiego de las familias dominicanas, esa debe ser la respuesta de quienes están llamados a garantizar la protección y el bienestar colectivo.
¿Qué esperan, entonces, para cumplir con su deber?

Reflexión


Hoy es “Día de Nuestra Señora de la Altagracia”, fecha propicia para reflexionar en busca de despertar la conciencia y proponerse eliminar los errores y debilidades para transformarse en seres humanos íntegros.
   
La fe debe concienciar a las personas en aras de compartir riquezas, ser solidarias, dar amor y convivir en armonía, porque es la manera de sustentar el comportamiento en los valores cristianos.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.