17 Noviembre 2018 7:43 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Élites políticas, pobreza y desigualdad social

ACTUALIZADO 16.11.2018 - 6:48 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La pobreza y la desigualdad social se profundizan en los países de América Latina, como consecuencia de la captura del Estado por parte de las élites políticas y económicas, situación que crea un panorama deprimente e inhumano.
   
Hallazgos en una investigación realizada por técnicos de la organización Oxfan, los cuales se presentan en un informe especial titulado “Democracias capturadas: el gobierno de unos pocos”, revelan una dramática realidad que desnuda la iniquidad que padecen millones de personas.
   
Se trata de una situación calamitosa, debido a que el uno por ciento más rico de Latinoamérica concentra el 37 % de las riquezas, mientras la inmensa mayoría zozobra entre miseria, precariedades e inseguridad social.
   
El estudio plantea que la captura del Estado se basa en el ejercicio del poder e influencia abusiva mediante la cual una élite determina las políticas públicas en favor de sus intereses y en detrimento de la mayoría.
   
Una “democracia secuestrada” por los grupos poderosos de la economía en alianza con líderes políticos al servicio de la “flor y nata” de la burguesía, convierte los estamentos estatales en fuente de enriquecimiento de una minoría y el empobrecimiento de multitudes.
   
“Democracias capturadas: el gobierno de unos pocos”, elaborado en colaboración con el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, explora los mecanismos de “captura” de la política fiscal por parte de las élites y su impacto entre 1990 y 2017 en la desigualdad en América Latina y el Caribe.
   
“Una de las políticas que es clave para enfrentar la desigualdad es la fiscal y el informe se centra en estudiar cómo las élites han influido en el diseño de las políticas fiscales”, explica  la economista Rosa Cañete Alonso, autora del informe.
   
La experta, responsable de Desigualdad, Fiscalidad y Captura del Estado para Oxfam en América Latina y el Caribe, precisa  que el impacto de estas políticas ha tenido un resultado negativo en seis países de la región  como Guatemala, Honduras, Nicaragua, Bolivia, República Dominicana y El Salvador.
   
Además, se descubre que muchos empresarios han incursionado en la política partidarista, quienes con inversiones de muchos capitales han llegado al poder y aprovechan el mismo para gobernar en atención a sus propios intereses, práctica que desconceptualiza la política y deshumaniza la administración pública.
   
“En los últimos años, -se describe -  ha habido un avance del sector empresarial ocupando cargos públicos, tanto a nivel presidencial como parlamentario, que se cuantifica en un 22 % de los escaños parlamentarios en diez naciones de la región.”
   
Pero ese comportamiento se ha globalizado y el impacto es desgarrador, porque el uno por ciento acumula igual riqueza que el 99 % y solo “65 individuos” poseen más de la mitad de todas las riquezas del universo, ha establecido el periodista dominicano Juan Bolívar Díaz.
   
Esas son las causas del auge de problemas sociales y económicos que se expresan en migración, violencia, delincuencia, descomposición de la sociedad, desintegración de la familia y la desesperanza de la población.

Urge modificar ese sistema injusto, por la paz y la convivencia pacífica de la humanidad.


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.