22 Febrero 2017 11:21 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Acciones contra la inseguridad

ACTUALIZADO 21.02.2017 - 5:53 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El gobierno se apresta a poner en marcha una embestida contra el estado de la inseguridad, atacando los más visibles problemas que caracterizan la seguridad social, así como los que caracterizan la seguridad ciudadana y barrial. En relación a la Ley de la Seguridad Social, el Gobierno inició una ronda de consultas con diversos sectores para consensuar las modificaciones a la Ley 87-01 sobre la Seguridad Social,  cuya aplicación durante más de 15 años, viene arrojando una serie de problemas que perjudican a los afiliados, a los profesionales de la salud y a los propios establecimientos que ofertan los servicios, que ponen de relieve que el sistema de la Seguridad Social fue concebido para beneficiar a los intermediarios financieros y no para mejorar la calidad de vida de sus afiliados.
   
La Seguridad Social nació precisamente como un instrumento de apropiación privada de la riqueza generada por las empresas y los trabajadores, parte de la cual se destinaría a la seguridad social de los trabajadores. Hoy día se reconocen las distorsiones originales del sistema, por lo que el gobierno se apresta a modificar la Ley en aquellos componentes que han hecho aberrantes su aplicación. Esas modificaciones son tan necesarias como inevitables y tienen que asumir que la finalidad de la SS es el bienestar de los afiliados y que lo secundario son los beneficios de los intermediarios financieros. Armonicemos esa dialéctica contradictoria en una síntesis con rostro humano.
   
Las otras dos iniciativas del gobierno tienen que ver con la seguridad ciudadana y la barrial a consecuencia del estado de descomposición; la falta de una adecuada aplicación de la autoridad como agencia de control social; y del auge que ha cobrado la delincuencia y el crimen organizado. Con tal propósito la comisión creada al efecto celebró una reunión encabezada por el Presidente Medina, donde le presentó al mandatario las estrategias y proyectos para combatir la inseguridad desde la prevención hasta la persecución del delito, iniciativas que conforman el Plan de Acción 2017-2020.       
Asimismo, el Ministro del Interior, anunció el relanzamiento del programa barrial “Vivir Tranquilo”, mediante el cual se realizará una gama de acciones comunitarias con participación de los moradores de los barrios incluidos, con el propósito de integrar a la juventud en actividades sanas para disuadirla en contra de la tentación de la delincuencia. El programa “Vivir Tranquilo” forma parte integral del Plan de Seguridad Ciudadana.
   
El problema de la seguridad social y ciudadana, es el mayor desafío que enfrenta el presente gobierno. Por eso saludamos esas iniciativas, cuya efectividad debe tomar muy en cuenta que esos problemas tienen una matriz causal en el modelo económico basado en sueldos bajos, concentrador de la riqueza y generador de la pobreza y la desigualdad, problemas que a su vez se agravan por el modelo vigente de gobernabilidad, que se basa en las prácticas del “Estado patrimonialista” repartidor de canonjías y privilegios, y  estimulador de la corrupción y la descomposición colectiva. La inseguridad es un resultado directo de esas concepciones de la política.

¡Profundicemos el entendimiento!


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords