25 Junio 2017 8:17 AM

PortadaOpiniónEditorial

Editorial

Drama escolar

ACTUALIZADO 23.06.2017 - 6:41 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Una dramática realidad trastorna los programas educativos y afecta psicológicamente a los estudiantes en las escuelas de República Dominicana, situación que se torna preocupante.
   
Estudiantes meritorios del país expusieron ante el ministro de Educación arquitecto Andrés Navarro, un cuadro escolar deprimente: dibujaron con palabras la desdicha que padecen alumnos de los sectores excluidos socialmente, quienes luchan por educarse en medio de un laberinto de realidades retadoras.
  
 ¿Cuáles son los problemas más acuciantes en los planteles escolares? Violencia, incremento de embarazos en adolescentes, carencia de educación incluyente de todos los pueblos y comunidades de las diferentes regiones del país, deterioro de planteles, bulling y deficiencia en la calidad de los profesores, son algunos de los males que afligen a los estudiantes.
   
Se puede agregar a ese panorama sombrío, el consumo de drogas, indisciplina y el debilitamiento de los valores morales. La situación se debatió en el “Foro Nacional Estudiantil por una Cultura de Paz”, en cuyo escenario participaron los actores que intervienen en la educación pública. Ahora bien, ¿Cuáles aspectos positivos se derivan de la panorámica crítica desglosada en el coloquio estudiantil?
   
De esta evaluación se desprenden múltiples elementos que despiertan optimismo, haciendo ver que se puede y se debe mejorar . La positiva identificación de la realidad que golpea a los estudiantes, garantiza la elaboración de un diagnóstico exacto, factor determinante para diseñar las alternativas para superar los grandes desafíos.
  
 Además, la decisión de las autoridades, maestros, alumnos y padres de unirse para poner en marcha una cruzada en busca de armonía, disciplina, concentración en los estudios y el cultivo del valor de la paz, constituye un paso esperanzador por una mejor educación.
   
De igual manera se reclama incluir en los procesos de enseñanza-aprendizaje una asignatura sobre educación sexual, así como reforzar los programas educativos en deportes, arte, medio ambiente, cultura, civismo y relaciones humanas.
   
Agrada que el Ministro de Educación se comprometió responsablemente ante las inquietudes expuestas y aseguró que formarán parte de los retos que se encararán en procura de superar los conflictos y asegurar un sistema educativo basado en la calidad total.
  
 Es cierto que las crisis provocan muchos trastornos, pero es una gran verdad que también son una gran oportunidad para conjugar creatividad e inspiración en busca de superar los problemas y crecer con firmeza, tanto en lo intelectual como en lo humano.
   
Se requiere de un sistema educativo sólido y eficiente, acorde con los avances de la pedagogía moderna, porque solo así será posible formar el recurso humano que el país necesita, acorde con las exigencias de la era del conocimiento, la información y la tecnología.
   
Es oportuno reflexionar a la luz de la sentencia de Nelson Mandela, quien proclamó: “La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

Crímenes horrendos


La ejecución de por lo menos 18 personas en la región Este de República Dominicana, amerita que los organismos de inteligencia realicen una minuciosa investigación para establecer el móvil de esos asesinatos y quienes están detrás de estos hechos abominables.
  
 Causa escalofrío el uso de fosas comunes, sacos y matorrales para consumar crímenes macabros. Eso solo se veía en películas. Las autoridades están llamadas a resolver estos hechos preocupantes y garantizar a toda la ciudadanía un país en paz y armonía. 


0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords