Comentarios Recientes

0
José Jordi Veras R.

Ante un ejemplo de lucha


  • José Jordi Veras R. | 07.10.2019 - 06:24 pm

 

La semana pasada estuve acompañando nueva vez como abogado a Miguelina Llaverías en San Francisco de Macorís, a propósito de una solicitud de libertad condicional que está solicitando el imputado Engels Manuel Carela Castro, ante el juez de Ejecución de la Pena de San Francisco de Macorís, relacionado con el caso de ella. Era como volver a vivir aquella nefasta experiencia que tuvo que sufrir esta valerosa dama, cuando para llegar a culminar el proceso, hubo que luchar grandes batallas de reenvíos de todo tipo durante años, además, de estar viva  por la mano de Dios.
   

 

Fue por otra parte gratificante el hecho de palpar como la gente reconocía a doña Miguelina y mostraba su anuencia ante su postura.  Esto quitaba un poco de la dificultad de tener que estar frente a un juez, en esta oportunidad buscando evitar que sea otorgada tal pedimento por un hecho que aún cala en la sociedad dominicana en contra de una mujer que ha sido toda una sobreviviente del maltrato, la violencia y el crimen.
   

 

La audiencia fue reenviada para el próximo 17 de los corrientes, y con Dios delante estaremos tratando de evitar que se pueda producir una resolución que otorgue una liberación del indicado interno y condenado.  Esto porque aún está de ese hecho de octubre del 2005.   Todavía está fresca en la memoria de todos, lo ocurrido a Miguelina, en la entrada de su apartamento.  Y aún más, ese mismo imputado, participó en el atentado en nuestra contra, o sea, que tiene la calidad de reincidente.
   

 

Ante este nuevo proceso de Ejecución de la Pena, no mueve a Miguelina Llaverías, ni el odio ni la venganza, sino la ratificación de la justicia que tanto le costó llegar a obtenerla y que muchas veces le fue impedida por los mismos incidentes provocados por años de los que participaron en el mismo, como: Adriano Román; Dámaso Novas Peralta; Fausto Arís Pérez y quien hoy está haciendo el pedimento, Engels Manuel Carela Castro.
   

La señora Miguelina, es un ejemplo de lucha y constancia.  Una sobreviviente y luchadora, que cuando aquí no se tenía conciencia de los feminicidios, ya en 1978, era ella víctima de todas las peores que se puedan mencionar.
   

 

Estaremos con la fuerza de la convicción de que los elementos son más que suficientes para evitar que bajo este alegato de libertad condicional, pueda salir libre quien  hoy la solicita.  Y que no solamente, ella,  quien resultó lesionada ese octubre del 2005, aún espera y exige que se mantenga justicia obtenida, sino también la misma sociedad que vio impactada  por segunda vez, como atacaban a una luchadora de la vida y que pudiera sobrevivir.


Comentarios

Name of User
Sé el primero en comentar

Ir arriba