18 Noviembre 2017 5:27 PM

PortadaTendenciasReflejos

Reflejos

Reflejos

ampliar foto

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 12.11.2017 - 10:22 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

1.- 800,000 de tesoros de arte y cultura en el Museo arqueológico de Grecia

En Grecia tuvimos la oportunidad de atravesar la inmensa región del Peloponeso y visitar Epidauro y Olimpia, importantes ciudades de la civilización occidental, y bordeando la costa del mar jónico, entrar a las ciudades de Pirgos, Kamitra y Silatra.
   
Quedé impresionada con el emplazamiento arqueológico de de Olimpia, dónde se celebraron los primeros juegos olímpicos. Por otro lado quedé fascinada con el museo arqueológico, y su colección de piezas únicas en el mundo, especialmente el Hermes de Praxíteles considerado la expresión perfecta del arte griego del siglo IV a. de C. una joya escultórica admirable.
   
El Museo Arqueológico contiene una multitud de maravillosos hallazgos de las excavaciones del Altis, pero también los desperfectos que había sufrido el primer museo por causa de los terremotos. Era inevitable la construcción de un nuevo museo, que sobre el antiguo mostrara todos estos tesoros históricos y culturales, ahora de acuerdo a las exigencias de la museología contemporánea.
   
El actual museo arqueológico de Olimpia terminó de edificarse en 1985, y la exposición de sus hallazgos se inauguró en 1982, en el marco de los trabajos de reexposición de los juegos olímpicos de Atenas 2004, el edificio se amplió y se restauró, hoy día unos diez millones de visitantes anuales procedentes de todas partes del mundo observan con detenimiento estas piezas que son testimonio de la historia de la humanidad.

2.- La sala 1 y la sala 2 exhiben piezas testimoniales de la historia de la humanidad
 
El actual museo arqueológico de Olimpia terminó de edificarse en 1985, y la exposición de sus hallazgos se inauguró en 1982, en el marco de los trabajos de reexposición de los juegos olímpicos de Atenas 2004, el edificio se amplió y se restauró, hoy día unos diez millones de visitantes anuales procedentes de todas partes del mundo observan con detenimiento estas piezas que son testimonio de la historia de la humanidad.

En la sala 1 se exhiben los hallazgos relacionados con la prehistoria y la protohistoria en Olimpia. Las muestras más antiguas de ocupación del lugar son las tejuelas de barro (ostraka), procedentes del alud norte del famoso Estadio Olímpico que se encuentra ubicado al lado del museo. Las tejuelas datan de finales del neolítico (4300-3100 a C.).
En la sala 2 hallazgos del período geométrico y de la época arcaica, se exhiben en esta sala, que posee la colección de objetos de bronce más rica del mundo. El período geométrico está representado por una gran cantidad de estatuillas de arcillas y de bronce, pequeños calderos en trípode, y láminas que ocupan todas las sección izquierda del museo.

3.- El Hermes de Praxíteles, es una pieza muy famosa y admirada

El Museo Arqueológico de la ciudad de Olimpia en Grecia, es parte de un inmenso emplazamiento, en total contiene once salas repletas de piezas de historia, arte y cultura únicas en el mundo.
   
Me llamó la atención la multitud de personas congregadas alrededor de la famosa escultura de Praxíteles, El Hermes.
  
 La sala 8 está dedicada a esta joya de la escultura griega. La impresionante estatua de 2.13 metros de altura, en mármol de paros, fue hallada en 1877 en la Cella del Hereon.
   
El Hermes constituye la expresión perfecta del arte del siglo IV a. C., época donde predomina una intensa inclinación naturalista y realista, cuando los dioses griegos no aparecen representados en acción o participando de los asuntos humanos, sino tranquilos y en un estado de serenidad olímpica.
  
La obra de Praxíteles representa a Hermes desnudo, llevando en el brazo izquierdo, apoyado en el tronco de un árbol al pequeño Dionisio, el símbolo de las fiestas, el vino, el  teatro y la diversión.

4.- Una interesante colección de piezas de cerámicas de los siglos III-IV a. de C.

 El Museo Arqueológico es un tesoro en sí mismo debido a su riqueza histórica. Exhibe piezas de la prehistoria y la protohistoria de Grecia.

Su obra culminante el famoso Hermes de Praxíteles constituye la expresión perfecta del arte del siglo IV a. de C.. Epoca que está predominada con una intensa inclinación naturalista y realista. El arte griego estableción cánones que son tenidos como modelos clásicos.  El estilo escultórico y el estilo arquitectónico de los griegos ha sido recreado una y otra vez a lo largo de la historia de Occidente. Uno de los signos más fácilmente reconocible de los logros artísticos griegos es su agraciada escultura, caracterizada por los valores estéticos de orden, simería, y equilibrio, tal como se aprecia en la estatua de Hermes una obra hecha en mármol con una altura de 213 centímetros, pieza central del Museo Arqueológico de Olimpia. El Hermes de Praxíteles (siglo IV a. de C.) es la única obra original de este escultor que perdura hasta nuestros días, y esa imponente y muy hermosa es impresionante la cantidad de personas de todas partes del mundo que llegan al museo para ver esta obra.

Una colección de intersantes piezas de cerámicas de los III-IV a. de C., con predominancia del negro y el rojo terracota se observa en una de las salas del Museo.

ingridderodriguez@hotmail.com




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords