17 Agosto 2017 3:11 PM

PortadaTendenciasReflejos

Reflejos

Reflejos

ampliar foto

En la gráfica se observa a Xenia Gel de Alvarez, fundadora del “Voluntariado Jesús Con Los Niños” y una representación del grupo de Voluntarias de la institución.

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 15.02.2017 - 7:18 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Veinte años del Voluntariado Jesús Con Los Niños

El Voluntariado Jesús con los Niños es una entidad privada sin fines de lucro que fue fundada el 27 de enero del año 1997, con el objetivo de brindar apoyo emocional y tratamiento terapéutico a los niños afectados por quemaduras que ingrensan al Hospital Infantil de Santiago “Doctor Arturo Grullón”.
   
Con motivo de cumplir su veinte aniversario, la institución ha celebrado un exitoso desfile de modas titulado “Ecléptica”, del talentoso artista del diseño dominicano José Luis Victoria.
 
Orígen del Voluntariado: “El Voluntariado Jesús con los Niños es una entidad sin fines de lucro que sirve de soporte a niños enfermos y a sus familiares a través de acciones que les ayuden a aliviar el impacto de la carga física, emocional y económica de la enfermedad”.
   
Su historia es, el sueño hecho realidad de un grupo de valientes y sensibles mujeres que lograron construir dentro del Hospital Infantil doctor Arturo Grullón, una unidad para niños quemados con una área especializada, bien equipada, en capacidad de asistir a niños procedentes de toda la región del Cibao y el país.
   
Xenia Gel de Alvarez fue la fundadora del Voluntariado Jesús Con Los Niños, y quien unió al grupo de amigas en el ideal común de hacer el bien. La red de voluntarias ha ido creciendo en el tiempo, para dar continuidad a un constante servicio en favor de la salud de los niños.

El desayuno empresarial Manuel Arsenio Ureña

Mañana viernes 17 de febrero, la Fundación Arquitediocesana Pastoral (FASA) tendrá su actividad anual “Desayuno Empresarial Manuel Arsenio Ureña”. La actividad se celebrará en el Salón Maguá del Hotel Gran Almirante de esta ciudad a las 7:30 a. m. y tendrá como orador invitado al señor Pepín Corripio, quien tratará el tema “Futuro y Proyectos de la República Dominicana”.

El Comité de Damas de la Fundación Arquidiocesana Santiago Apóstol (FASA) tiene como objetivo ser un soporte de apoyo a las actividades de esa institución de la Iglesia Católica dedicada a desarrollar proyectos comunitarios de formación humana y Pastoral.
(FASA) es una institución de ayuda humanitaria creada por la Arquidiócesis de Santiago, que encabeza su Excelencia Reverendísima, el Arzobispo Metropolitano Monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio.

La misión de FASA es apoyar al Arzobispado de Santiago y a sus instituciones en el diseño y  la ejecución de proyectos de desarrollo humano, así como auspiciar los ya existentes, en  las áreas de salud, educación, formación, alimentación y vivienda, entre otros. 

El desarrollo humano a la luz de los valores cristianos, toma muy en cuenta la mejoría de las condiciones de vida a través de aspectos concretos que trabajan en las necesidades básicas y complementarias que tienen un impacto positivo en la calidad de vida, pero especialmente dedica una parte importante a la formación integral, que afirma  el valor incondicional de la persona y el sentido de su crecimiento, íntimamente vinculado a Dios y a la trascendencia. En este orden, FASA se ocupa  de manera particular en la ejecución de distintas tareas y responsabilidades en lo que respecta a asuntos administrativos y de servicios, de conformidad con los criterios evangélicos, al estilo y carisma del apóstol Santiago.

En la lectura de la historia de FASA nos adentramos en la esencia de su naturaleza, vinculada a  unos fines específicos que tienen que ver con el desarrollo integral.

Vidas que inspiran: El papa Juan Pablo II y la madre Teresa

¡No tengáis miedo! El Papa Juan Pablo II llevó esta frase por todo el mundo haciéndola testimonio de su fe viva y núcleo central de su ministerio fundamentado en la convicción profunda de que el mensaje del evangelio conduce al amor.
   
El mensaje del Papa Juan Pablo II y la Madre Teresa de Calcuta reúne palabras esenciales de dos grandes mentes de nuestro tiempo.
   
El libro más actual sobre ambos titulado: “Gracias: Meditar con Teresa y Juan Pablo” destaca la importancia de la oración.
“Un aspecto que la madre Teresa compartía con Juan Pablo II fue el hábito ineludible e impostergable de la oración.
   
A pesar de sus extensos viajes y sus agendas repletas _podríamos decir, agotadoras_, ambos reservaban un tiempo especialísimo para, simplemente, rezar y de allí obtenían la fortaleza para vivir con intensidad cada uno sus compromisos.” Sobre la famosa y alentadora frase del Papa Juan Pablo II ¡no tengan miedo! el libro ofrece la meditación que publicamos a continuación:
   
“Hoy vengo a compartir con ustedes mi convicción profunda de que el mensaje del evangelio conduce al amor, a la entrega, al sacrificio y al perdón, de modo que si un pueblo recorre este camino es un pueblo con esperanza de futuro mejor.
   
Por eso, quiero decir con la misma fuerza que al inicio de mi pontificado, no tengan miedo de abrir sus corazones a Cristo, dejen que El entre en sus vidas, en sus familias, en la sociedad, para que así todo sea renovado. La Iglesia repite este llamado, convocando sin excepción a todos: personas, familias, pueblos, para que siguiendo  fielmente a Jesucristo encuentren el sentido pleno de sus vidas, se pongan al servicio de sus semejantes, transformen las relaciones familiares, laborales y sociales, lo cual redundará siempre en beneficio de la Patria y la sociedad”.
 
ingridderodriguez@hotmail.com


 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords