16 Septiembre 2019 2:56 AM

PortadaTendenciasReflejos

Cultura, arte, letras y libros...

Cultura, arte, letras y libros...

ampliar foto

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 09.09.2019 - 8:50 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En 1945 se propuso por primera vez la posibilidad de instalar en el espacio satélites que sirvieran de estación para las comunicaciones intercontinentales, en un artículo de Arthur C. Clarke, por entonces ingeniero británico al servicio de la administración y más tarde autor famoso de novelas de ciencia-ficción. Pero parecía un sueño utópico hasta que los rusos lanzaron en 1957 el primer satélite al espacio, el “Sputnik”. Inmediatamente después un físico norteamericano, John Pierce, impresionado por el alto coste de un cable submarino a través del Atlántico, llegó a la conclusión de que la atmósfera como medio de comunicación era más barata que los espacios submarino y, a principio de 1960, comenzaron los ensayos con un gigantezco globo de aluminio, el “echo”, que actuaba como repetidor de las señales de radio transmitida desde la tierra.

Constantemente se están enviando a la atmósfera constelaciones de pequeños satélites que siguen revolucionando las comunicaciones.

Los equipos de telefacsímil de alta velocidad, el videoteléfono, los enlaces por microondas, el video teps, las redes de área local, el video disco, el teletexs,  el cable telefónico-satélite, los teléfonos celulares, las redes de microondas, la fibra óptica, el fax, los ordenadores, entre otros, materializan mensajes salvando distancias increíbles. Al igual, las geniales invenciones que les anteceden: la imprenta, el telégrafo, el código Morse, el teléfono, la telegrafía con hilos, la telegrafía inalámbrica, las redes de radio.
 
Mención especial merece el Ordenador: Las computadoras son, sin lugar a duda, uno de los elementos técnicos más característicos de los tiempos modernos ya que se aplican a todas las actividades humanas. El conocimiento cibernético hoy día parece no tener límites, pues alcanza las fronteras de lo irreal y lo remoto creando mundos virtuales en tercera dimensión que nos permiten traspasar la fronteras del tiempo y el espacio.

Los grandes adelantos en materia de comunicaciones y transportes que se produjeron en el siglo XX gracias a las aplicaciones prácticas de los avances científicos produjeron resultados de gran magnitud, observables en todos los campos. Con la invención de aparatos complejos, que a su vez, se convirtieron en instrumentos para nuevos descubrimientos se inició la conquista del espacio y la exploración sistemática del cosmos.
 
Particular atención dentro del avance de la ciencia y la técnica merece la conquista del espacio. La historia de la llegada del hombre a la luna, el lanzamiento de los primeros satélites artificiales, los viajes de los astronautas que requieren cohetes de gran perfección y motores de una potencia increíble, necesarios para un despegue que debe desafiar y vencer la ley de atracción de la gravedad de la tierra, son sólo una muestra de los hechos que han marcado la historia contemporánea.

ingridderodriguez@hotmail.com



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.