17 Agosto 2019 4:57 PM

PortadaTendenciasReflejos

Cultura, arte, letras y libros...

Cultura, arte, letras y libros...

ampliar foto

Se observa en la gráfica el Guernica de Picasso

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 11.06.2019 - 8:15 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La Dimensión Antropológica del arte

Al crear su obra el artista hace uso de sus facultades y recurre a sus conocimientos e inteligencia, a sus tradiciones y experiencias,  sentimientos y emociones. Lo mental aparece en su totalidad como un programa iconográfico que se expresa en lo visual, táctil o auditivo, dando lugar a la obra de arte. Su fin es producir la emoción estética.

“La gente de todas las culturas parece asociar una experiencia estética- un sentido de belleza, disfrute armonía y placer - con ciertos objetos, sonidos, patrones y hechos. Las artes forman parte de la cultura y las valoraciones y juicios estéticos dependen, al menos en cierta medida, de los antecedentes culturales. Experimentar el arte implica sentimientos a la vez que apreciación de las formas. Kotak (2006) señala, que las artes, a veces llamadas “cultura expresiva”, incluyen las artes visuales, la literatura, la música y el teatro. Se ha criticado a los estudiosos del arte no occidental por ignorar a los artistas individuales y por centrarse demasiado en la naturaleza social y en el contexto del arte. Muchas sociedades no occidentales reconocen los logros de los artistas individuales.  El arte popular, la música y las tradiciones se refieren a la cultura expresiva de la gente común. Los mitos, las leyendas y la narración de cuentos juegan papeles importantes en la transmisión de la cultura y la preservación de las tradiciones. Las artes no cesan de cambiar, aunque ciertas formas han sobrevivido miles de años. En el mundo actual, una enorme industria del ocio y arte une las formas del arte occidentales y no occidentales en un eje internacional con dimensiones estéticas y comerciales ”.

Ponemos en relieve la universalidad de la dimensión estética. Pues si bien el concepto del arte no es universal (el arte cambia como cambia la vida, y evoluciona con el ser humano) lo que si es universal, en un sentido antropológico, es la dimensión estética. No ha habido ni una sola sociedad en la historia, por muy escasa que haya sido su existencia material, que no haya producido arte. 

“El arte es un medio humano para un fin humano, la creatividad es una capacidad inherente a nuestra naturaleza y si bien es cierto que otras criaturas reciben adiestramiento de sus padres, llegando a veces a superarlos en las destrezas que van aprendiendo su conducta es instintiva se va transmitiendo de generación en generación, convirtiéndose en un repertorio de conductas aprendidas en el que no se establecen diferencias relevantes que muestren señales de cambio en el patrón asociativo. Sólo la criatura humana de entre todos los seres de la naturaleza, es capaz de reproducir en los mil aspectos de su actividad el gesto del demiurgo (es decir crear) y le condena, por los siglos de los siglos a una perpetua superación”.

Sin lugar a dudas únicamente los miembros de nuestra especie humana crean, producen, el fenómeno del arte, inherente al modo en que la realidad afecta su sensibilidad, capacidad que nos hace únicos en cuanto posibilidad de comunicar la experiencia vital, característica esencial del ser, pues los animales aunque son capaces de las grandes formas de experiencia como el amor, el hambre, el placer y el dolor, no son capaces de comunicar su experiencia, no contemplan, ni reflexionan, o se maravillan de ella como algo bello en sí mismo que además pueden compartir.

ingridderodriguez@hotmail.com




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.