21 Septiembre 2019 5:19 PM

PortadaTendenciasReflejos

Cultura, arte, letras y libros...

Cultura, arte, letras y libros...

ampliar foto

Obra de Joan Miró

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 10.06.2019 - 7:29 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

El concepto del arte

Todas las culturas han poseído y revelado su propia idea del ser y del mundo por medio del arte. Yaunque el arte no contribuye a la satisfacción de las necesidades básicas de la vida, ya que la humanidad, que no sobreviviría  sin alimentos, sin vestidos, o sin viviendas,  podría perfectamente vivir sin arte, siente esa llamada urgente de expresarse por medio de formas bellas.

 Hacer arte es algo tan profundamente humano que desde los tiempos más remotos de la Prehistoria se aprecia el afán de crear belleza por medio de una labor decorativa que en términos artesanales costó tiempo y esfuerzo. Desde que el primer artista realizó aquellas paradigmáticas pinturas primigenias en las cuevas, hasta las vasijas y utensilios de uso diverso encotrados en ese escenario, algo más que la utilidad demuestra el deseo de halagar el alma y los sentidos. Todo cuanto se sabe del hombre primitivo- dejando al margen lo que revelan los esqueletos- se debe a su arte.

Sólo el impulso ante la necesidad, le haría renunciar al placer estético de ver esas vasijas hermosamente realizadas, que a simple vista no pretendían tan solo responder a la satisfacción de una necesidad práctica.

La palabra arte

“La palabra arte se origina del latín arsque significa conjunto de reglas para hacer bien una cosa; de ahí se deriva el sentido de la palabra arte como trabajo perfectamente realizado. Sin embargo, en la vida cultural ha adquirido otro sentido, aquí arte es la actividad espiritual por medio de la cual crea el hombre obras con fin de belleza. (Rafael Lapesa, Introducción a los Estudios Literarios, 1975). Esta definición implica el concepto del artista como individuo que además de poseer imaginación creadora es capaz de expresar sus sentimientos, ideas o fantasías de manera que produzca en quienes contemplen su obra una profunda sensación. Entonces se dice que la obra tiene valor estético. La palabra Estética o ciencia de lo bello y de la creación artística viene del griego “aisthesis” que significa sensación. Por eso se dice que una obra tiene verdadero valor estético o artístico cuando apela a nuestras facultades intuitivas o sensitivas, procurando satisfacer la inclinación del hombre por la búsqueda de la belleza”.

Hasta el siglo XVI, la palabra arte se usaba para designar cualquier adiestramiento especializado que incluía hasta las artesanías -de modo que resultaban iguales la carpintería que la poesía- distinguiéndose la una de la otra sólo por el modo que diferían entre sí. Este significado fue cambiando a través del tiempo, hasta adquirir la connotación actual.

 Fuentes (1982) explica las tres maneras en puede concebirse el arte: “a) actividad estética; b)  actividad estética plasticográfica, c) actividad técni
u oficio. La primera concepción está vinculada a los estudios de filosofía y   sociología y es lo que estudiamos con el nombre de Estética, cuya finalidad es producir lo bello por medio de la palabra, del sonido, de elementos plástico-gráficos y cuyos resultados son aprobados por el buen gusto. En un sentido filosófico comprende la totalidad del hecho artístico. b) El vocablo arte, entendido en una forma más restringida, implica a las artes plásticas y gráficas como son la arquitectura, la escultura y la pintura. c) En el tercer sentido, se dice que la habilidad técnica u oficio es llevada a la especialidad de ejecutar un trabajo”.

Es a partir del siglo XIII, en la plenitud de la edad media, cuando el término dejó de designar cualquier adiestramiento especializado como la herrería, la carpintería o la cirugía, para pasar a designar la actividad humana de la creación desde el punto de vista de lo bello o estético.  En la edad media se hacía la distinción entre las siete artes liberales: gramática, retórica, dialéctica (trivium).  La astronomía, la aritmética, la geometría, y la música (quadrivium),  junto a la facultad de teología constituyeron la universidad medieval. Todas estas disciplinas se enseñaban en la facultad de artes, distinguiéndose de las artes mecánicas que preparaban para los oficios, así se diferenciaban claramente la facultad de artes liberales y la facultad de artes mecánicas. Con el nacimiento de la estética como disciplina independiente surge una especificación acentuada de las bellas artes y su amplia gama de variedades, en la que se incluye, arquitectura, escultura, pintura; música, teatro, danza, artes de la palabra; cine y fotografía. 

Dentro de la actividad general del arte se distinguen multitud de variedades. Lapesa (1998) explica: “Atendiendo al fin perseguido, se llaman artes puras las que tienen como objeto primordial la belleza, sin utilidad material en la obra misma (música, poesía, escultura, pintura, danza); y artes aplicadas o decorativas las que pretenden satisfacer una necesidad material, sin que en ellas la belleza pase de ser elemento secundario (rejería, orfebrería, tejidos, artes suntuarias).Las principales manifestaciones del arte son las llamadas Bellas Artes, en cuyo número se suelen incluir la arquitectura, la escultura, la pintura, la música, la poesía y, frecuentemente, la danza. La arquitectura emplea masas y proporciones, con fines generalmente utilitarios; la escultura usa iguales medios de expresión, pero con propósito esencialmente figurativo; la pintura se vale de proporciones, líneas y colores. Estas tres artes se llaman artes plásticas o del espacio, a diferencia de la música y la poesía, cuyas obras no ocupan lugar, sino que se desarrollan a lo largo del tiempo; por eso reciben el nombre de artes del tiempo, y también artes rítmicas por ser en ellas el ritmo esencial factor expresivo. En la música el ritmo se aplica a combinaciones de sonidos, y en la poesía a las palabras. En la danza intervienen a la vez elementos plásticos -masas corpóreas- y rítmicos -movimientos distribuidos en el tiempo”.

La obra de arte está hecha de la conjunción de elementos infinitamente diversos que se fusionan en ella para crear una unidad. No hay obra de arte hasta el instante en que esa unidad se ha realizado y todos los elementos se han integrado a ella, dando paso al encuentro de tres participantes: el mundo de la realidad (de donde parte y del que toma sus materiales) cualquiera que sea la transformación que les impone el mundo de la plástica, es decir de las necesidades impuestas por la materia de que esta hecha la obra, y cómo se hace, y el mundo de los pensamientos, ideas y sentimientos que impactan al artista, que intenta objetivarlos en la obra.

ingridderodriguez@hotmail.com



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.