18 Agosto 2018 4:06 AM

PortadaTendenciasReflejos

Libros que marcan épocas El Arco y La Lira de Octavio Paz

Libros que marcan épocas El Arco y La Lira de Octavio Paz

ampliar foto

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 09.08.2018 - 8:07 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Los clásicos son esos autores de los cuales se suele decir “estoy releyendo” y nunca “estoy leyendo”. Un clásico es un autor que nunca termina de decir lo que tiene que decir. El clásico indiscutible es el que proporciona nuevos descubrimientos en sucesivas lecturas y la permantente comprobación de su valor, que permite al lector de cada época hacer una lectura distinta, desde su propia óptica, siempre fructífera, en cuanto impresiones, observaciones, emociones y sentimientos. Es lo que me ocurre con la obra de Octavio Paz, un referente de la literatura en lengua española que siempre vuelvo a re-leer.

“Para mí la poesía y el pensamiento son un sistema de vasos comunicantes. La fuente de ambos es mi vida: escribo sobre lo que he vivido y vivo”, afirmó Octavio Paz.

Este creador original, nacido en Mixcoac (México) en 1914 y muerto en la capital azteca en 1998, que ganó premios como el Nobel de Literatura, el Cervantes, el Príncipe de Asturias, el Jerusalem o el Internacional Menéndez Pelayo, entre otros muchos, es un gran clásico moderno que indagó en todos los géneros, experimentó en todas las vanguardias descubriendo las culturas india y oriental para muchas generaciones, así como la naturaleza histórica de lo mexicano en el contexto de la tradición y la contemporaneidad, sin perder el diálogo con la tradición.

Paz creó  una obra extraordinaria, de grandes proyecciones universales, que abrió las puertas de la modernidad a la literatura en nuestra lengua española, construyendo puentes hacia la literatura de otras lenguas.

En París escribió su libro de ensayos más celebrado “El laberinto de la soledad”, junto con “El arco y la lira” (donde teoriza sobre la poesía como forma de vida) escribe sobre el tiempo, la historia, la identidad de una nación: el hombre y lo sagrado.  Los temas de Paz lo abarcan todo, desde el pasado prehispánico de México, el lenguaje, la soledad, el tiempo, el erotismo, hasta el amor y la poesía, como caminos para alcanzar la transcendencia, forman parte de su propuesta estética.

La India, donde pasó seis años marcó un antes y un después en la vida y obra del intelectual mexicano, que hizo también incursiones por Ceilán, Afganistán o Pakistán y escribió tres libros de poesía, narración y ensayo: “Ladera este”, el muy celebrado “Mono Gramático” y “Vislumbres de la India”.

ingridderodriguez@hotmail.com
 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.