22 Mayo 2018 5:31 PM

PortadaTendenciasReflejos

El Cubismo

El Cubismo

ampliar foto

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 15.05.2018 - 12:45 am

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La pintura del siglo XX, fruto de la civilización científica de Occidente, hizo proliferar un variado conjunto de formas nuevas. Se debe al mundo moderno el descubrimiento del valor propio de las formas artísticas, en un grado no conocido en ninguna otra época. Ante el abandono de la realidad por los artistas de las vanguardias del siglo XX, una nueva teoría estética explica el paso de la figuración a la abstracción como un fenómeno propio de un nuevo ambiente humano y su contexto, que es el resultado de la nueva sensibilidad que trazará el camino futuro del arte, frente los nuevos descubrimientos de la ciencia y la técnica, y el impacto de las nuevas teorías filosóficas.

Las particularidades del arte abstracto se explican esencialmente, en base a dos propuestas teóricas: “I) El abandono del objeto: Ante una agotada y exhausta apariencia de las cosas. Los primeros abstractos no creyeron tener otra salida que buscar la expresión fuera de ella. Si no podía hacerse decir ya nada nuevo al mundo, había que tratar de expresarse sin él. II) La plenitud del objeto: el paso a la abstracción, entendida (no ya como el desinteresarse por una realidad que a fuerza de ser vista desde todas las perspectivas y cada vez más cerca ha perdido toda posibilidad o todo interés), sino todo lo contrario, la abstracción como el cumplimiento o culminación de un proceso de aproximación, análisis y disección de lo real, como la penetración en la realidad misma”.

La fotografía ya había eliminado de la pintura la necesidad de representar los objetos y las personas y desde el impresionismo lo representado en las obras era cada vez menos importante que la forma pictórica.

Alrededor de la primera década del siglo, gracias a los trabajos de Georges Braque (1882-1963) y Picasso, surge el cubismo. La intención principal de este estilo pictórico es dar al espectador una imagen de tres o más dimensiones, a partir del plano bidimensional de la tela, o el papel. Este intento de observar simultáneamente las diferentes facetas de un objeto es la característica fundamental del cubismo y la primera vez  en la pintura que los objetos representados empiezan a obviar el parecido con los reales.

Los cubistas fundamentan sus ideas en la teoría de Cézanne, en el orden de que toda figura está compuesta por formas geométricas: cubos, cilindros, esferas, triángulos, y de la profusión de estos sale el nombre de este estilo. Los cubistas inician una nueva corriente estética, la de pintar objetos y figuras humanas superpuestas, para representar una idea, ofreciendo una imagen de tres o más dimensiones. ¿Qué pretenden expresar los cubistas? Ellos mismos afirmaron que la cuarta dimensión de los objetos. Pero, ¿Qué es la cuarta dimensión? Nosotros conocemos de las cosas tres dimensiones (largo, ancho, y profundidad); o lo que es lo mismo (altura, anchura, longitud). Pero las vemos desde una determinada perspectiva, por ejemplo no podemos observar la parte de atrás. Si queremos observar con precisión un objeto tenemos que dar una vuelta alrededor de él, y luego diseccionarlo para ver como es por dentro. La cuarta dimensión es en el cubismo, la suma de todas las perspectivas. En un cuadro cubista aparecen al mismo tiempo, todos los ángulos de un objeto. En el afán cubista de representar la verdad de las cosas, prescindiendo de su apariencia, el volumen es el punto focal. Los objetos y las figuras, en su representación yuxtapuesta, manifiestan la estructura interna de las cosas.    

ingridderodriguez@hotmail.com



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords