15 Octubre 2018 5:00 PM

PortadaTendenciasReflejos

La novela “Rayuela” una obra de gran originalidad formal y conceptual

La novela “Rayuela” una obra de gran originalidad formal y conceptual

ampliar foto

Ingrid González de Rodríguez | ACTUALIZADO 12.04.2018 - 7:40 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Esta obra toma su nombre del juego infantil de fijar posiciones en movimiento en el suelo, y es un buen ejemplo de la escritura de Cortázar, por su  brusca ruptura con lo esperado y la reflexión que nos ofrece sobre la condición humana, vista por el autor como absurdo y contradicción. ¿Què es lo que no funciona en este mundo? Se pregunta Oliveira, el protagonista de la novela, un argentino que vive en París. ¡tantas cosas! Concluye el personaje a quien  la razón no le sirve del todo para captar la verdadera vida, y vivirla.

“La obra se desarrolla alrededor del argentino Oliveira, que al inicio de la novela vive en París con su amante, la Maga. Ambos no gustan de las citas preparadas y prefieren topar el uno con el otro por casualidad (…) Oliveira mutila su ejemplar del Diccionario de la Academia porque prefiere inventar juegos lingüísticos basados en sus propios sistemas de significado. Gusta ridiculizar conceptos como el nacionalismo, y rechaza lo convencional en la vida y en arte. Ceferino, otro personaje de la novela, sueña insensatamente con reorganizar el mundo sobre una base exclusivamente lógica. También forman parte de la obra los manuscritos de Morelli, que postulan la muerte de la novela contemporánea (…) Rayuela resume – aunque no sintetiza- toda una literatura”.

ingridderodriguez@hotmail.com

Oliveira es el resultado de la crisis del racionalismo del mundo moderno. El Occidente moderno y los postulados de la razón como conducente al progreso de Descartes, ya no satisfacen al hombre de nuestro siglo. Para Oliveira el ergo de la frase (cogito ergo sum) no era tan ergo ni cosa parecida (….) Habría que intentar otro camino- reflexiona- utilizando la inteligencia de otro modo (…) la vida bohemia de los personajes supone obviamente barrer las convenciones del orden burgués, y a la vez con los modelos estilísticamente habituales de la novela tradicional, no para atemorizar al lector, sino para conmoverlo y abrirle los ojos, haciéndole dudar de sus convicciones realistas más arraigadas. Ciertamente, Rayuela es un libro que es muchos libros, por su rica polisemia, tan característica en la obra de Cortázar, que nos hace emprender como lectores un vuelo imaginativo con el lenguaje y el pensamiento. 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.