21 Julio 2017 2:45 AM

PortadaTendencias

No existe flor más hermosa que tu belleza esplendorosa

No existe flor más hermosa que tu belleza esplendorosa

ampliar foto

Ignaris Guerrero Rodríguez

Ignacio Guerrero | ACTUALIZADO 14.07.2017 - 7:00 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

“Flores que llenan de ensueños la vida en un jardín de amapolas tu eres la más hermosa. ...”

Flores e inspiración


Las flores de la amapola, el framboyán y las hortensias inspiran a cultivar la belleza de la lengua, a través de poesías que desnudan el alma; hoy compartimos con ustedes exposiciones poéticas que resaltan la beldad de esos capullos que llenan de ensueños los espacios.
   
También insertamos en nuestra página literaria la décima “La delincuencia”, autoría de Aurelio Hernández (Lelo), quien es el decimero gurabero.
   
Y las letras de la composición “La mulata Cubana” de Osmara Cantero y Alfredo Valdés, la colocamos aquí porque en parte refleja la belleza de mi hija Ignaris Guerrero Rodríguez, quien es la mulata dominicana y mañana será su fiesta de cumpleaños. Bendiciones y felicidades, hija de mi alma.
   
Bendiciones para todos y que en sus espíritus se anide el amor por su quietud, alegría y felicidad. (Ignacio Guerrero)
 
“Amapola”
(Carmen Victoria)


 “Con tu vestidito rojo
moviéndose con el viento,
luces coqueta y sensual
en los campos y los huertos.
 
Eres silvestre y bella,
amapola carmesí,
entre el verdor de las hojas
apareces en abril.
 
Seduces al caminante
que se enamora de ti,
de tus ojos de azabache
y tus labios  de rubí.
 
Tienes miedo a sus caricias,
pues te pueden destruir
puesto que además de hermosa
eres también muy sutil.
 
Un romántico pintor
será tu amante perfecto
pues tu belleza plasmará
en alguno de sus lienzos.
 
También lo será el poeta
que te dedicará sus versos
ambos te dejarán libre
para que sigas viviendo.
 
Serás la musa que inspira,
que hipnotiza al que la ve,
pero que nadie jamás
debe nunca poseer”.

“Hortensia de mi corazón”
(Admundo Rodríguez)

“Esta mañana el jardín me llamó ,
y dijo , quiero tener hortensias .
 
Y como negarme ,
si además de ser tus favoritas ,
mi corazón respondía ,
que siempre estarías ,
presente frente a mis ojos .
 
Recordando ,
además de tu belleza ,
tu delicado gusto .
 
Y procedí ,
y el  momento gocé ,
al tocar la tierra negra ,
y mis manos ,
sintieron una vida ,
tan llena de energía .
 
Que mi cuerpo gozó ,
de tanto poder ,
que me generaba el amor por ti .
 
Y las hermosas flores ,
que te daban la bienvenida .
 
Y tú decías ,
con tanto cariño ,
jamás me sentiré sola ,
en este hermoso lugar .
 
Y las semanas pasaron ,
los brotes se hacían presente ,
y el ambiente se llenó ,
de puro amor ,
ese que trae la vida misma .
 
Y cuando tomo un poco de sol ,
lo hago frente a ti ,
hortensia de mi corazón .
 
Que la representas a ella ,
que siempre será mi bella” .

“Flamboyán de mis recuerdos”
(María D.G.)

 
“En aquel viejo camino
que dos hileras bordean
de esa explosión rojo sangre
salpicado con follaje.
Oriundo de Madagascar
es mi flamboyán embajador
de cálidas tierras caribeñas,
hermoso aspecto de parasol.
 
Sus flores como doncellas
danzan al son de la brisa
así brindando a la vista
espectáculo sin igual.
Dá sombra para descanso
del campesino cansado,
perfecto modelo al pintor
que recoge sus colores.
 
Hay uno en particular, que
un día cualquiera tallaste
mi nombre enlazado al tuyo,
en su erguido y viejo tronco.
A este lugar, siempre regreso
para evocar esos tiempos
en que me robaste un beso
a la sombra de un flamboyán”.

“La delincuencia”
(Décima de  Aurelio Hernández


Aquí en Santo Domingo ya no se puede vivir
Porque la delincuencia se hizo dueña del país.

Esto ya es un maíz, es una mazorca entera,
Porque usted no está seguro ni en casa ni en carretera.

Ya la gente aquí no duerme ni de noche ni de día,
No la defiende la guardia, tampoco la Policía.

El pueblo desesperado, que ya no puede dormir,
Y no encuentra el camino para irse del país.

Para irse del país y buscar otro destino,
A ver su puede zafarse de los malditos asesinos.

De esos malditos asesinos que toditos son gusanos
Y ya están respaldados por los derechos humanos”.
Por el decimero gurabero Aurelio Hernández (Lelo)

“La mulata cubana”
(Osmara Cantero/Alfredo Valdés) 


“Mezcla de guarapo y vino
de guitarra y de tambores
agitando un remolino
de ritmos y de sabores
cara de reina gitana
su mirada seductora
busto de diosa africana
gentil y provocadora

Ondulación de palmeras
de rón y miel la cintura
despuntando en la figura
que desborda en sus caderas
torbellino hecho mujer
que al caminar se desata
revuelo de amanecer
en el borde de su bata

Bendición hecha de fuego
pasión de rito y tablado
el corazón siempre en juego
como potro desbocado
conjunción de selva y casta
mezcla de dos continentes
creación de la crema y nata
bella, pícara y ardiente

Unión de gracia y linaje
de sangre hispano-africana
culminando el mestizaje
con la mulata cubana”.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.




Anuncio Adwords