18 Diciembre 2018 1:10 PM

PortadaTendencias

Testimonio de la Dra. Liliana de Olloqui de Montenegro

Testimonio de la Dra. Liliana de Olloqui de Montenegro

ampliar foto

Liliana de Olloqui de Montenegro

Redacción | ACTUALIZADO 04.12.2018 - 9:08 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

En el acto de reconocimiento de la Academia Dominicana de la Lengua y Casa de  Arte

Mi pasión por la Lengua Española data de largo tiempo. Crecí en Argentina, en un hogar en el que la lectura, la música y la educación eran muy apreciados. En mi niñez y adolescencia, escribí cuentos y ensayos. Luego, en la Universidad Nacional de Córdoba, mientras cursaba mi licenciatura, colaboré como ayudante de Cátedra en Fonología y en Didáctica de la Enseñanza de la Lengua. Pude así constatar que unir el estudio de la lengua a su enseñanza constituía para mí un verdadero placer. Por eso, no dudé en seleccionar la Lingüística en mis estudios de posgrado en Francia.





Al culminarlos, llegué a la Madre y Maestra, donde trabajé en el Departamento de Humanidades. Allí conocí y compartí profesionalmente con varios de los galardonados en el día de hoy. Enseñé el español en materias de grado y de postgrado y, junto con Ana Margarita Haché, llevamos a cabo una investigación sobre las habilidades en Lengua Española de los estudiantes al finalizar el octavo curso de primaria, que dieron en ese tiempo (1995) resultados muy alarmantes. Esa investigación constituyó el impulso de muchas de las actividades que llevo a cabo hasta el presente.





Me centré en los procesos de lectura y escritura en español, dada su relevancia para el desarrollo del pensamiento crítico, su importancia para el aprendizaje y su poder para ensanchar la cosmovisión cultural de cualquier individuo. De la investigación mencionada, se desprendieron varias iniciativas también compartidas, entre las que subrayo: 1) La producción los libros de Lengua Española para séptimo y octavo grados, titulados ¡Cuenta conmigo! que fueron utilizados por el Ministerio de Educación en las escuelas públicas del país y 2) La elaboración del software “Tiempo de Lectura”, que llevamos a cabo junto  con el Centro de Tecnología Educativa de Israel, con el propósito de apoyar el desarrollo de la lectura crítica de estudiantes de la escuela primaria, utilizado en varios países de América Latina y en RD. 

Desde el año 2002 y hasta el presente, he dedicado mis esfuerzos a dos grandes temas de la enseñanza de la LE. Por un lado, al desarrollo profesional de docentes de los primeros grados de la escuela primaria, con el propósito que puedan alfabetizar de una manera más eficiente a los niños. Este tema cobra una gran importancia cuando pensamos en los resultados de tercer grado de las pruebas de la UNESCO en comprensión lectora, en las que República Dominicana ocupa los últimos lugares desde hace varios años en este campo de la alfabetización, he llevado a cabo investigaciones psicolingüísticas, he producido materiales didácticos junto con otros colegas y he sido editora de siete libros de cuentos infantiles producidos por niños participantes en nuestros programas.





Por otro lado, el otro gran tema al que dedicado muchos esfuerzos es la lectura y la escritura en el nivel superior, llamada alfabetización académica, siendo responsable de la creación de algunos programas, tales como un Diplomado mediante el cual los profesores de las carreras profesionales desarrollan habilidades para incorporar estrategias de lectura y escritura en sus asignaturas. También el programa de escritura para la comunidad universitaria, basado en tutorías gratuitas para estudiantes y profesores de la Madre y Maestra.




En cuanto a la difusión de los procesos lingüísticos, hemos desarrollado desde la PUCMM campañas de intercambio de libros y de lectura de poesías y cuentos en espacios públicos. También, desde hace cinco años, celebramos el 9 de septiembre, Día Internacional de la Alfabetización, el Maratón Dominicano de Lectura, en el que participan más de 100,000 personas de casi todas las provincias del país, leyendo por placer y desde sus hogares, organizaciones, etc. Con estas actividades, buscamos hacer comprender la importancia de cultivar la lengua, creando conciencia sobre el poder de la lectura para el desarrollo de los sujetos, de su criticidad y de su imaginario.

Finalmente, agradezco a la Academia Dominicana de la Lengua, a Casa de Arte y al Centro de Convenciones UTESA por este reconocimiento, que dedico, de manera muy especial, a mi familia, quienes han transitado conmigo este largo camino, dándome su apoyo incondicional. Muchas gracias también, de todo corazón, a los colegas y amigos que nos acompañan en este acto.  Buenas tardes.




0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.