22 Julio 2018 4:49 AM

PortadaTendencias

Café

Poemas de Miguel Medina Fernández

Café

ampliar foto

NOTICIAS RELACIONADAS

Miguelina Medina | ACTUALIZADO 13.04.2018 - 7:33 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

Para ti
 No te asombres si para ti escribo
es lo menos que podía inventar
pues si te acuerdas fue muy sorpresivo
aquel momento de aquella noche que te pude mirar.

Entre ceja y ceja taladraste mi mente
ya en mi memoria quedaste
a cada instante te tengo presente
queriéndote cerca para mimarte.

No te asombres, que soy así
y así eres tú, como una flor
quisiera tenerte siempre en mí
y como un niño decirte, eres mi flor.

Si me prohíbes que.. lo haga
sería prohibición desoída
enamorarse y quererse es cosa encantada
cuando se ama, es más placentera la vida.

Dando marcha atrás a mis pensamientos
pienso que el amor a veces es tormento
que busca abrigo en lo más adentro
y para salir nos hiere el sentimiento.

Pero ¿de quién es la culpa por Dios?
¿es tuya o es mía, o es del mundo?
Vivías y no te conocía, entonces ¿qué pasó?
Pienso, medito…¡ah!, es que somos de ese mundo.

Cuando una noche de bella luna
en un lugar de diversión admiraba,
tu ojos contempla. Tu boca de manzana diurna
que aunque no lo pronunciaba,
muchos besos deseaba.

Oye, así soy yo, no te asombres.
Sobre la tierra te conocí
eres mujer para un hombre
y un hombre escribió este poema para ti.

15 de abril

De una semilla sembrada un día
al  mundo, como regalo, el mes de abril le dio
un retoño que abonándolo se veía
que sería bendito por el mismo Dios.

Cualquiera te envidia 15 de abril
guardaste para ti el privilegio
de recibir una princesa
que hoy es todo un portento.

¿Puedes decirme 15 de abril
si tienes guardada para que hayan,
y el mundo pueda sentir sobre tu faz,
otra belleza con esta llamada Marian?

Veinte años y es toda poesía.
Desde que fue sembrada la simiente
pocas han nacido en ese día
y no creo que puedan parecerse.

15 de abril, ¡qué dichoso!
Ya la trajiste a esta tierra
permítenos admirarla y con alborozo
darle un beso y desearle felicidad eterna.





0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.