16 Julio 2018 11:56 PM

PortadaTendencias

Doña Benilda, Jesucristo y Rotary

Francisco Angeles | ACTUALIZADO 11.01.2018 - 4:01 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

La partida de Doña Benilda a la casa del Padre en la última semana del Adviento es una gracia divina del Señor a la familia Herrera Llenas, pues así como José y María cuidaron de Jesús, doña Benilda cuidó de su relación con Dios a través de su hermano mayor (Jesucristo) y lo que se proponía lo conseguía, en especial para su parroquia Corazón de Jesús en el Politécnico y la Diócesis de Santiago y el país siempre con el apoyo de su familia.
   
La fe de doña Benilda le ayudaba a cumplir con sus obras diarias de los mandamientos y la ley de Dios y su amada iglesia de lo que pueden dar testimonio los párrocos de las Parroquias ante mencionada, en especial el padre Lucas y Ramón Dubert (EPD) y ni hablar de Monseñor Grullón Estrella, quienes recibieron los frutos del trabajo apostólico de doña Benilda y su familia, en particular don Alejandro y sus hijos  Luis y Rosario; Miguel y Claudia; Lourdes y Rafo; Lissy y Bismarck; Chemilo y Fresa; y Giselle y sus nietos, entre otros familiares.
   
El apostolado de doña Benilda era tan fiel al Señor  que pasó por todos los grupos apostólicos de su parroquia con el único objetivo de poder servir mejor a Cristo y a la humanidad, pues su humildad fue el mayor ejemplo de lo ante dicho haciendo grandes aportes a los movimientos "Amor Conjugar" y a los grupos de Jóvenes en servicios de las Parroquias en su sector Los Jardines y sus alrededores, pues como maestra no tenía límites para el trabajo o la distancia siempre con una sonrisa a flor de labios lo que hablaba de su santidad y su fidelidad a Cristo y a su iglesia, lo que la hacía diferente a los demás.
   
Desde la década de los años 60 del siglo pasado hasta la fecha de su partida a la casa del Padre doña Benilda vivió para servir a quienes les necesitaban pues tanto ella como su esposo Alejandrito como le llamaban en Rotary y los Clubes de servicios comunitarios 20-30 donde hicieron grandes aportes como fundadores, así como en Rotary Santiago Monumental donde apoyaban a los jóvenes de los grupos en los cuales alcanzaron su mayor nivel a la cabeza del padre Ramón Dubert y los Interac de entonces. Por dichos grupos pasaron sus hijos, sobrinos y amigos de la ciudad que hoy son ejemplo de la honestidad y desarrollo para la sociedad de esta Ciudad Corazón que nunca le olvidará por ser ejemplo feaciente de honestidad y entrega al servicio comunitario.
   
La familia Herrera Llenas fueron de los principales fundadores del segundo Club de Rotary en la ciudad el cual se formó en su hogar y en su negocio el Restaurant y Pizzería "El Edén" de su propiedad en el año 1971 para el próximo año ellos formaron el primer grupo de Interac en el Distrito que para entonces era el 406 hoy 4060, en el 1972 organizaron un intercambio con los Interac de Puerto Rico donde le acompañó el decano de los gobernadores del país el CR Morris Tallaj y José Dubocg y presidente para ese año de dicho Club y donde fue un grupo amplio de jóvenes que hoy aportan lo que aprendieron con doña Benilda y Alejandrito en Rotary y en su parroquia en los Jardines los cuales ayudaron al desarrollo de los demás por su fuerte personalidad y su espiritualidad, los cuales dejaban sello personal todo debido a su fe y amor a Cristo, como diría el Beato Sanchas,"Todo lo hacemos por los pobres, enfermos y la humanidad".
   
Se puede afirmar que la mayor parte de los clubes de Santiago y sus alrededores se debió a la entrega de esta pareja excepcional que entendieron claramente que se "Benefiaba más quienes mejor sirven" por lo que ellos siempre tuvieron "Dando de sí antes de pensar en sí", pues en su corta vida fueron padrino de varios de los 30 fundadores de su Club y de los 10 Co-fundadores entre los que se destacan la familia De la Rocha Camilo encabezada por don Ricardo y Magaly de la Rocha, entre otros que tuvieron presente en su despedida tanto en la eucaristía de su parroquia así como en campo santo de la 30 de Marzo. Paz a sus restos.

El autor es especialista en Psicología, Psiquiatría y Geriatría.



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.