23 Julio 2019 8:03 AM

PortadaSociales

Don Tomás Tejada Cárdenas, escultor autodidacta que ha representado su ser

Don Tomás Tejada Cárdenas, escultor autodidacta que ha representado su ser

ampliar foto

El escultor Tomás Ramón Tejada, junto a la obra que da título a su colección.

Redacción | ACTUALIZADO 09.06.2019 - 4:14 pm

0 COMENTARIOS

enviar por email

imprimir

ampliar letras

reducir letras

SANTIAGO.-La escultura nació en la caverna, desde aquel instante que el ser humano necesito representar su existencia, su ferviente deseo de representar su entorno y sus divinidades, llegando a realizar un legado cultura, que nos hablan de sus pensamientos y creencias.
  
El caso que nos ocupa en estas líneas, es el trabajo de un innato artista, Don Tomás Ramón Tejada Cárdenas, que a sus ya cumplidos  90 años de edad conserva aún el ímpetu de un escultor creador, que en su trayectoria en las elaboración de su trabajo, asegura haber sido inspirado por la divinidad para construir con sus propias manos a través de varias décadas, una serie de piezas talladas en madera, que él denomina como una secuencia cronológica que representan los misterios y leyendas bíblicas que van desde el Génesis y la creación del hombre hasta el Apocalipsis con la premonición del final de los tiempos.
   
Esta serie de esculturas simbólicas, que a juicio del mismo escultor ha denominado con el nombre de “LOGOS EN EL CAOS”, recorre momentos trascendentes de la historia del cristianismo con un trasfondo de revelaciones y ocultismo, que aluden la contradicción que ha domina la raza humana y  que no ha sabido evolucionar a través de los siglos. Manteniendo una visión cegada en el caos que lo lleva a su propia destrucción, ignorando la senda y las enseñanzas que mediante parábolas y secretos han sido reiteradamente reveladas a la humanidad y que este creador ha esculpido parte de sus reflexiones de su ser.
   
Entre sus obras se encuentran obras cuidadosamente elaboradas y talladas, que en reflexiones del el autor,  “Simbolizan enseñanzas  y enunciados que yacen en las Sagradas Escrituras, que encierran la sabiduría del Creador y que conduce a la purificación y salvación del alma del que lo practica como mandato divino¨.  
   
En la década de los 80’s don Ramón tuvo la oportunidad de conocer y compartir en numerosas ocasiones con el afamado maestro escultor dominico-español, Antonio Prats Ventós, quien falleciera en 1999. Don Ramón recuerda gratamente una ocasión donde  el maestro fue a visitarle a su casa y pudo apreciar algunas de sus obras, y este le manifestó el gran mérito que tenían sus esculturas por provenir de inspiraciones sobre las escrituras.
   
Don Ramón Tejada Cárdenas ha llevado siempre el deseo de que su obra sea conocida por la sociedad y más allá de nuestras costas, porque afirma este longevo artista,   estar convencido de tener una misión en su vida de dar a conocer su experiencia espiritual a través de su arte y revelar  lo que ha aprendido, con el proceso creativo de estas piezas de un conjunto singular.
   
A pesar de encontrarse en el otoño de su vida y permaneciendo hasta hoy, en  un desconocido artista empírico de la escultura dominicana.  Don Ramón mantiene la esperanza de poder hacer una exposición de sus obras en algún centro cultural e incluso ha afirmado que le gustaría que sus piezas de arte se dieran a conocer internacionalmente por el mensaje que encierran y el gran valor que conllevan por lo que estas representan como un testimonio de su paso por la vida.
   
Esta serie de esculturas que hoy compartimos en este artículo son parte su muestra  LOGOS EN EL CAOS. Este prolifero auto didacta conserva otros trabajos de  madera, tallas en rocas y otros materiales.
   
Esperamos que esta breve muestra de este singular ser, que venido a la tierra a dejarnos sus tallas que encierran sentimientos de respecto por la existencia y el paso del hombre por la tierra. Que estas líneas sean para agradecer y mostrar el gran legado de este innato creador.

Breve biografía del señor Ramón Tejada Cárdenas

Nació el 7 de marzo del 1928 en Juan López, Moca, Rep. Dom.
   
Se casó con la señora Ramona Grullón (fallecida) con quien procreó tres hijos: Víctor Tomás, Franco Ramón y Clara Cecilia (los dos últimos fallecidos).
   
Ha dedicado la mayor parte de su vida laboral a ser empleado público.
   
Se inició como maestro de escuela a los 19 años de edad, donde permaneció por 4 años dando clase en diferentes escuelas públicas.

Fue empleado durante 10 años del Instituto Dominicano de Recursos Hidráulicos (INDHRI)
   
Posteriormente  del Instituto Nacional del Tabaco (INTABACO) por 23 años.
Actualmente reside en la ciudad de Santiago de los Caballeros y está retirado desde hace muchos años dedicándose a leer libros y meditar sobre la vida. Sueña con exponer sus obras en un espacio donde todos podamos disfrutarlo. 



0 comentario(s)


Le restan 1000 caracteres.

Normas de uso

Este periódico no se responsabiliza de las opiniones vertidas en esta sección y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenidos ofensivo o discriminatorio.